24 jun. 2008

Carta de SGAE en apoyo a CMG

D. Carlos Mejía Godoy
AUTOR - COMPOSITOR
Nicaragua

Querido Carlos,


Ni un gobierno, ni nadie, puede utilizar las obras de un creador sin su autorización. Esto es así desde los ya lejanos tiempos de la Revolución Francesa, y no existe coartada alguna, social, cultural o política que pueda desvirtuar este principio esencial de libertad individual del creador.
Crear es el gesto más intenso y sincero de un ser humano. Y dar a conocer una obra es la mayor satisfacción del autor, pues una creación adquiere pleno sentido cuando se comparte. En una obra se manifiestan las experiencias vitales, los sentimientos más íntimos y los anhelos de su autor, por eso, es también el gesto más generoso y noble del que un creador es capaz.
Y consecuencia de su generosidad, ¡cuántas veces los abusos! Los abusos de quienes se apropian de obras que no les pertenecen, de quienes las tergiversan y de quienes las usan con fines opuestos a aquellos que las inspiraron.
Los abusos del actual gobierno de Nicaragua utilizando con fines propagandísticos, y en contra de la voluntad del creador, las obras de Carlos Mejía Godoy. Al pretender despojarle de su música, declarándola Patrimonio Nacional, el gobierno de Nicaragua atenta contra los fundamentos del Derecho de Propiedad Intelectual.
Este Derecho, de largo recorrido histórico, se explicita en el Artículo 27 de la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948): “Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora”. Y también en el Convenio de Berna de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI), organismo especializado de las Naciones Unidas para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas. Nicaragua ha ratificado ambos tratados.
Estamos, pues, ante un intento de robo a un creador y ante un grave atentado contra la libertad de expresión del actual Gobierno de Nicaragua. Carlos Mejía Godoy ha dado sobradas muestras de generosidad con su pueblo, sobre todo con los más desfavorecidos, pues a ellos ha dedicado gran parte de su obra. Su música ilumina un mundo mejor y, aunque todos la disfrutemos, sólo a él le pertenece. Su obra es la expresión sincera de su personalidad y, por ello, le asiste el derecho moral inalienable a decidir sobre ella. Cientos de miles de autores de todo el mundo apoyan, solidariamente, la defensa inquebrantable de los derechos del autor Carlos Mejía Godoy.

Un fuerte y solidario abrazo
Juan Nebreda
SGAE (Sociedad General de Autores de Espana)