28 jul. 2008

DE ESTRELLAS ROBADAS Y ESTRELLAS FUGACES

Respuesta a Jacinto Suárez de Luis Enrique Mejía Godoy

“El cantor no tiene estrella porque es dueño de la noche,
cuando llora su guitarra se llena de mariposas…!
(Fragmento de mi canción Cantor de manos jodidas, 1974)

Sin duda alguna, como nos los recuerda Jacinto Suárez, “ La pasión estimula el talento de los hombres en los grandes momentos de la historia…” Yo le agrego, también el talento de las mujeres y no solo en los grandes momentos, sino en los que parecen insignificantes. En los días de tormentas que nos acechan diariamente y también en los días de sequía, cuando “las musas han decidido irse de vacaciones” como nos ha cantando Joan Manuel Serrat. Y estos momentos, precisamente, quedan perennizados porque los creadores, artistas, recreadores de la vida, los poetas, los pintores, los músicos, los cantautores, somos capaces, corriendo todos los riesgos, de producir arte. “danto a nuestro país, aliento espiritual y permanencia histórica…” como ha dicho recientemente el doctor Alejandro Serrano Caldera. Darle una bella forma a una piedra. Describir un hermoso amanecer (sobre todo, si todavía es apenas una tentación…), o hacer un “poema de amor” a la patria (como el de Roque Dalton a su Pulgarcito de América) a propósito de la anécdota que nos cuenta Jacinto de la estrella reclamada por el supuesto guerrillero salvadoreño. No sé si los derechos de autor de este relato, que parece una ficción, sean de nuestro amigo Jacinto Suárez, porque no lo conozco como cuentero…

Sigue diciendo Jacinto Suárez, que “cuando los hombres se deciden a participar en una empresa revolucionaria, militante, significa que renuncian a su individualidad….” Yo prefiero renunciar al individualismo… No se me hubiera ocurrido nunca antes que me sería más fácil distinguir ahora entre “empresa revolucionaria” y “causa revolucionaria… Si no me equivoco, mi hermano Carlos en su canción “No se me raje mi Compa” habla de la “Causa Sandinista”… Pero quizás ahora esta canción no tenga vigencia porque precisamente han convertido la causa sandinista en una empresa de sandinistas. Y conste que no es un juego de palabras… Lo que más bien deseo es dejar de jugar con las palabras y pasar a los hechos.

Voy ahora al comentario directo que Jacinto Suárez, viejo militante del FSLN, (antes que Daniel Ortega), guerrillero urbano, prisionero político hasta 1974 que fu e liberado por la acción del Comando dirigido por Eduardo Contreras en la toma de la casa de Chema Castillo el 27 de diciembre de 1974. Fue embajador del gobierno sandinista en la URSS, y ahora es diputado del Parlamento Centroamericano y uno de los defensores más fervientes del Danielismo. Por cierto, en esa liberación de prisioneros políticos de 1974, el único que no fue puesto en libertad fue mi gran amigo y compañero de colegio Polo Rivas Alfaro. Pero este es otro cuento aún no escrito.

Mi hermano Carlos, junto al Trío de los Hermanos Duarte, el Indio Pan de Rosa y yo, cantábamos esa noche del 27 de diciembre en San Marcos, Carazo, compartiendo el escenario nada más ni nada menos que con la militante sandinista y también cantautora, la chinita Arlen Siú. Recuerdo que fue la última de una serie de actividades político-culturales que realizamos en León, Granada, Estelí, Masaya y en algunos barrios de Managua. Actividades solidarias pro liberación de los prisioneros sandinistas. Este fue un momento muy importante e inolvidable en nuestras vidas como cantautores de causas, riesgos y azares… Ese fue el último año que pude regresar a Nicaragua de Costa Rica y el año también que escribí mis canciones Venancia, Alla va el General, La Herencia y Para luchar y quererte. Para entonces, Carlos ya había escrito El Cristo de Palacagüina, Pachito Escombros, Terencio Acahualinca, La Consigna y No se me raje mi compa.

Jacinto dice, afirma, más bien, que ”Carlos Mejía se fue (del FSLN) y quiere llevarse sus canciones” e insiste, “Esas canciones ya son del pueblo de Nicaragua, ya no te pertenecen más…” , amenaza Jacinto. De dónde habrá sacado que Carlos o yo, o cualquier cantautor nicaragüense hayamos afirmado que las canciones no son del pueblo…? Entonces para quién escribimos? Para una Cúpula?. Quién y cuándo hemos impedido que “el pueblo” cante nuestras canciones? Por qué se quiere seguir confundiendo a la opinión pública con este cuento chino y no acepta el gobierno Ortega-Murillo y el FSLN y sus medios oficiales, que lo que le seguimos exigiendo es que no utilicen nuestras canciones para sus actos partidarios?

Jacinto dice además dice de mi hermano CArlos, que “ese fue su aporte y si se va, no puede venir a llevárselas…” Le queremos recordar a Jacinto que nuestro humilde aporte también fue recaudar muchísimo dinero para la causa del FSLN con nuestros conciertos en todo el mundo. Dinero que nunca pasó por nuestras manos y siempre fue directamente a los responsables del FSLN. Que renunciamos a nuestros Derechos de Autor y Regalías Artísticas desde 1978 hasta después del 90. Que nunca recibimos un centavo por componer, grabar o difundir estas canciones que nacieron (sin encargo alguno, aunque nosotros asumíamos que era como una tarea que nosotros mismos nos planteábamos como simpatizantes y después como militantes del FSLN). Pero no una canción, o dos, o tres, un himno o una viñeta publicitaria para llamar al pueblo a la plaza cada 19 de Julio. No Jacinto, una obra entera, decenas de canciones que junto a las más “militantes”, todas registradas legalmente, también nos pertenecen las de los personajes populares, las que nacieron del asombro ante la belleza de nuestra naturaleza y nuestra identidad mestiza. Las canciones del Canto Epico y de Guitarra Armada, las canciones de La Misa Campesina Nicaragüense… todas ellas, por supuesto, un modesto aporte, comparándolo con la vida entregada, la sangre derramada y el sacrificio de muchísimos nicaragüenses en la larga lucha contra la dictadura. Pero sí nos sentimos orgullosos y estamos convencidos de que la canción fue, es y seguirá siendo una herramienta efectiva para convocar a las causas más nobles o simplemente cantarle al amor y a las cosas cotidianas con la misma dignidad y la misma coherencia.

Lo curioso es que hace unos años, precisamente, cuando nosotros (Carlos y yo) decidimos “apartarnos del FSLN”, o simplemente no volver a participar en ningún acto político del partido (que gobernaba en esos años desde abajo). En silencio, sin insultos ni amenazas, sin rencores ni revanchismo, fuimos testigos de la “censura” que (no puedo afirmar de dónde vino ni de quién fue la iniciativa) desde el mismo FSLN se dio la orden de no volver a tocar las canciones de los Mejía Godoy… Y fue entonces que El Pueblo Unido y el Venceremos, (ambas compuestas por el compositor Sergio Ortega y grabadas por los grupos Quilapayún e Inti Illimani), fueron las canciones que sustituyeron a las nuestras… No sé si estas canciones extranjeras, alguien pueda creer que realmente son patrimonio del pueblo nicaragüense. Yo estoy seguro que fueron registradas en alguna Sociedad Chilena o de otro país por sus autores. Todas las canciones de Víctor Jara , Violeta Parra, Daniel Viglietti, Alí Primera, Leon Gieco, Atahualpa Yupanqui, están protegidas por la Ley de Derechos de Autor Moral y Patrimonialmente que nadie les puede arrebatar y que es la mismísima Ley que nos da el derecho en nuestro país de hacer con nuestra obra lo que queramos y decidamos.


Jacinto, entiendo que sos abogado de profesión y deberías, especialmente vos, saber que este es un problema jurídico, pero principalmente MORAL. Por eso tenemos que recurrir a la Institución que en nuestro país aplica Justicia porque creemos que solo fortaleciendo y defendiendo la independencia de los poderes del estado y sus instituciones podremos, en un futuro, ojalá no muy lejano, acercarnos a la construcción de una democracia. Pero existe una desobediencia total de nuestra prohibición y desautorización por parte del gobierno y tu partido. Luego decís Jacinto, que “un creador como Carlos Mejía se convierta en un egoísta queriendo privatizar lo que le pertenece al pueblo” No es todo lo contrario? O estoy loco? No es que el FSLN y el gobierno de turno quiere “privatizar” nuestras canciones?, Claro, a favor de la empresa partidaria. Es decir, no solo se conforman con “piratear” con el mayor descaro nuestras canciones en CD y DVD, regalarlos, venderlos, o hacer con ellos los que le venga en gana, sino que además quieren confiscarnos nuestra obra para beneficio, uso y abuso de parte de un partido con el cual hace mucho tiempo no queremos nada y no tenemos nada que “negociar” porque aquí el dinero no puede comprar nuestra dignidad.

Es triste lo que pasó el otro día, cuando equivocadamente, y ya lo hemos explicado hasta el cansancio, y por esa razón Carlos se disculpó públicamente, un periodista “especialista en provocación” miembro del staff de Radio Ya y Canal 4TV, encargados en lanzar injurias y calumnias sistemáticamente no solo contra Carlos sino contra nuestra familia y nuestro honrado trabajo de artistas, recibió un golpe de parte de mi hermano Carlos. Vos Jacinto, lamentás el hecho y nosotros también, pero contás, para ponerle más condimento al bochinche, que una visitante extranjera hizo un comentario al respecto de que Carlos se había convertido en un “energúmeno”. Y si yo te dijera que muchísimos visitantes que vinieron a la función circense del 19 de Julio, nos dieron palabras de aliento y de solidaridad, lo creerías…? Y creerías también si te digo que hemos recibido miles de correos electrónicos y llamadas telefónicas solidarizándose con nosotros de todas partes del mundo…? O simplemente, cuando viajamos al exterior y nos preguntan qué es lo que está pasando en Nicaragua, a mi se me hace muy doloroso explicarlo…

Por qué tanto odio Jacinto? Por qué no entender que la libertad no es mantener a tu prójimo como tu rehén? Sé que desde muy joven fuiste preso político y que te torturaron y sufriste todo tipo de vjámenes…Vos citás a Bertol Brecht como para decir que no somos o fuimos “inprescindibles”...
Nunca hemos ni siquiera pensado que fuimos o somos indispensables... todo lo contrario. Fuimos más bien hechos por la historia de Nicaragua y de América Latina, y ahora es momento de definiciones. No por eso, tenemos la “obligación” de militar en el FSLN, supuestamente el único partido político de izquierda en Nicaragua o el único revolucionario. Yo te quiero recordar a nuestro poeta y guerrillero sandinista Leonel Rugama, que en uno de sus más tremendos poemas (derechos de autor propios y de sus herederos, hasta después de 70 años de su muerte) en su libro “La tierra es un satélite de la luna” (Editorial Nueva Nicaragua, 1983), dice textualmente al final de su poema Como los Santos: “Y esto cuéntenselo a todo el mundo, platíquenlo duro, platíquenlo siempre, con la tranca en la mano, con el machete en la mano, con la escopeta en la mano… Ya platicamos! AHORA VAMOS A VIVIR COMO LOS SANTOS… “ Y eso es lo que intentamos con nuestras canciones, contárselas y cantárselas al pueblo con la guitarra en la mano y en voz alta…. Habría que verle la cara al muchacho “que salió del seminario pa´meterse a la guerrilla…”, ahora que algunos viven “revolucionariamente” relajados y con salarios nada despreciables... Llenan de carteles las calles y carreteras de Managua y los pueblos con la imagen del Caudillo: “El Pueblo Presidente”. Convocan a casi un millón de nicaragüenses hambrientos no solo de pan, sino de justicia para repetirles mil veces el nombre del que se supone es el “relevo histórico” de Carlos Fonseca Amador, y desde la tribuna sonríe, alza las manos y aplaude y como frente a un karaoke cantan La Consigna que suena en nueva versión amplificada por los poderosos equipos de audio, mientras una lluvia del papelillo cae desde una avioneta sobre la multitud, como en un show de farándula… Ahora, recurro a la canción de Silvio Rodríguez (Derechos reservados del autor en la EGREM de Cuba y en la SGAE de España) “Ojalá que el deseo se vaya tras de tí a tu viejo gobierno de difuntos y flores…”

Pero estos difuntos y estas flores no tienen que ver nada con los mártires y los héroes de aquella hermosa Revolución Popular Sandinista que fue traicionada… Más bien, tiene que ver con el cadáver, las cenizas, los despojos, de lo que pudo haber sido y no fue… Con flores que adornan esa enorme tribuna, pasarela, tinglado portátil que con el dinero del pueblo se monta y desmonta como una super producción de ficción de Hollywood, con guiones escritos, de acuerdo a la coyuntura, para darle música, pan y circo al pueblo… Por eso Jacinto, es que precisamente, no queremos, que nuestras canciones, de las cuales jamás nos arrepentiremos de haber escrito para un proceso tan hermosos y revolucionario que defendimos siempre, hoy, como cualquier anuncio comercial, sean utilizadas junto a canciones de la Misa Campesina (prohibida por el Vaticano que contrasta con el Padrenuestro de Chávez, bendecido por Monseñor Obando), La Mora Limpia de Justo Santos y Nicaragua Mía de Tino López Guerra, música utilizada de fondo, para vender un producto de consumo en el que nadie cree.

En cuanto a las “marchas blancas” me parece que es un problema de apreciación porque realmente son, como la bandera, azul y blanco. Pero quizás, desde tu perspectiva, las marchas deben ser rojinegras, con algunos matices de la bandera y el escudo nacional diseñado con colores pastel, y una bandera nueva, recién inventada, como un anuncio de pintura, con el slogan o consigna (que para el caso es lo mismo) Consejo de Participación Ciudadana.

Por último, ya como para rematar el odio, el rencor y la rabia, le reclamás a Carlos hacer ahora canciones para los vivos y no para los muertos. Esto me recuerda que cuando hicimos el Canto Epico al FSLN nosotros no queríamos hablar del Comandante Tomás Borge ni del Comandante Cero, ni de ningún personaje que había sobrevivido a la represión y la guerra de Somoza. Pero en el Corrido al Palacio, mencionamos a Tomás como el único sobreviviente de los fundadores del Frente, y Pastora quedó fuera del texto porque ya andaba en su propio rollo de ARDE en Costa Rica. Así es la historia. Ahora Edén vuelve. No nos arrepentimos de nada, pero tampoco creo que ahora, Carlos tenga que explicarte las razones que tuvo para escribir una canción A Herty Levites cuando aún estaba vivo. Yo le compuse otra cuando murió y creo que las dos tienen el mismo valor: la honestidad con que fueron escritas para alguien que estimábamos. Esto me hace pensar que vos sos de los que no entendés que la historia de nuestro país, muy a pesar de algunos, ha ido cambiando. Que ahora no tenemos que pedirle permiso a nadie para escribir lo que queramos. Que no hay un ejército ni una policía represora ni una oficina de censura como en tiempos de Somoza. Que el grito de “Dirección Nacional Ordene” desapareció hace mucho tiempo. Aunque creo que dentro de la estructura partidaria todavía se le trata al Secretario General del FSLN y presidente de la República como “el hombre”, “el man”, es decir, el caudillo, el poder absoluto, el ungido, la verdad inequívoca, etc. etc.

La verdad Jacinto, tu artículo me inspiró. Porque me ha hecho reflexionar aún más en estos días. Yo creía que solo íbamos a tener criticas de los fanáticos que nos han estado “pasando la cuenta” desde los medios de comunicación Radio Ya y Canal 4TV., y no de gente tan preparada como vos. Hacer público tu pensamiento es un derecho que también nosotros lo defendemos. Siento mucho no coincidir casi en nada con lo que, en una página, brevemente, pudiste condensar tus comentarios absurdos, una especie de paranoia que percibo en algunos militantes del FSLN.

No somos estrellas ni fugaces ni robadas. Somos hijos Nicaragua y de Sandino y seguiremos siéndolo (aunque supongo que los derechos de autor de la bandera rojinegra y del nombre Sandinista Uds. los tienen registrados, no?, es decir hay una Ley para eso que hay que respetar…) Somos también hijos de un tiempo feroz que intentamos cambiar sin recurrir a la violencia. Hijos de una patria que sigue siendo maltratada. Pero nuestro canto no está a la defensiva. Nuestras nuevas canciones, y son muchas por cierto, prefieren hablar de esperanza y de futuro. Sabemos que no volverá el pasado (como dijo el poeta José Coronel Urtecho) pero hay quienes viven todavía en los años ochenta… No podemos olvidar ese pasado en el que quisimos reconstruir nuestro país, pero no podemos estar atados a ese capítulo de nuestra historia.

No sé si Carlos se tomará el tiempo para responderte personalmente. O escuchará tu propuesta: “Carlos, recapacitá, aún podes con tu garganta cansada por tantos conciertos que distes, por tantas y tantas canciones que hiciste, poder cantar sin confrontar, aún podes vivir sin luchar…”

Yo decidí escribir mis comentarios como respuesta a tu artículo para reafirmar una vez más, no solo mi solidaridad con él, sino para decirle a todos los que puedan leer esta respuesta, que Carlos, mi hermano, ha sido para mi un gran ejemplo a seguir... Ahora somos más bróderes, más unidos, como nos hizo el canto popular y la Revolución del 79, más humanos. La lucha continúa. Aún nos queda voz.


Luis Enrique Mejía Godoy
Nicaragüita, 27 de Julio, 2008
Aniversario del nacimiento de nuestro padre, el Chas Mejía Fajardo

DE ESTRELLAS ROBADAS Y ESTRELLAS FUGACES

JACINTO SUAREZ ESPINOZA

La pasión estimula el talento de los hombres en los grandes momentos de la historia. Aún en el lado equivocado es válido. La lucha revolucionaria contra la dictadura en Nicaragua generó heroísmo, talento, pasión, creación y a parte de todos los que nos involucramos en ella. Los años ochenta de la defensa contra el enemigo de la humanidad nos mantuvo unidos como opción política y patriótica, después del 90 tanta gente cambió.

Cuando los hombres se deciden a participar en una empresa revolucionaria, militante, significa que renuncian a su individualidad. Se entregan y se dan ellos y lo que producen por la causa. Otra cosa es que ellos permanezcan en ese compromiso toda la vida.

Hace algunos años un jefe guerrillero famoso en El Salvador decidió desertar de las filas revolucionarias. Al retirarse pidió que le devolvieran su aporte. La estrella de la bandera del FMLN. "Yo la puse, yo me la llevo".

Esa bandera ya no era de él. Es de su partido. Obviamente la bandera quedó en el mismo lugar donde él alegaba haberla puesto.

Ya eso no es de él, Es de la causa por que así lo entregó. Si él se fue, lo que es del partido, se quedó en el partido.

En la historia revolucionaria de Nicaragua no se puede exceptuar las cosas de quienes se van, quienes se cansan. Quienes se retiran y quienes parten de su vida la entregan a la causa.

Recordemos a Brecht: "los que luchan un día, los que luchan un año y los que luchan siempre". Todos son buenos, pero algunos deciden dejar de ser imprescindibles.

Carlos Mejía Godoy se fue. Quiere llevarse sus canciones. Esas canciones ya son del pueblo de Nicaragua, ya no te pertenecen más.

Ese fue su aporte y si se va, no puede venir a llevárselas, además, es un imposible creer que alguien se pudo haber llevado "Pueblo Unido", o la "Internacional" o la "Marsellesa". Son canciones que representan el patrimonio del pueblo.

Si él pretende convertirlo en jurídico, habrá que ver si tiene validez o no. Lástima. Un creador como Carlos Mejía se convierta en un egoísta queriendo privatizar lo que le pertenece al pueblo.

En días recientes, una visitante extranjera me dijo: que lástima que Carlos Mejía con canciones tan lindas como las que produjo en su época, lo ví ahora en la televisión convertido en un energúmeno ¿Porqué los hombres cambian tanto?

Carlos, recapacitá, aún podes con tu garganta cansada por tantos conciertos que distes, por tantas y tantas canciones que hiciste, poder cantar sin confrontar, aún podes vivir sin luchar.

¿Será que tu garganta cansada que ya no quieres dar gratuitamente a la causa, has encontrado mejores lugares donde ser apreciado?

Las marchas blancas parecen indicar que ese es tu camino Carlos Mejía, el de las grandes canciones, tuvo mérito indudable.

Le cantó a la épica, le cantó a los mártires, le cantó a los muertos. Pero ese mismo Carlos Mejía después le cantó a los vivos. ¿No es contradictorio que le hayas hecho una canción a Herty Lewites en vida?

¿Herty Lewites tenía la misma estatura como la tiene Carlos Fonseca o Eduardo Contreras?

¿Porque lo hizo, porque lo hiciste Carlos? La respuesta es tuya.

Te comprometiste siempre a cantarles a los héroes y terminaste cantándole a los vivos.