9 dic. 2008

Y el Verbo se hizo Canto: Un Gajo de Chilincocos

Por Carlos Mejía Godoy

Qué lindo sería volver a aquellos años de nuestra infancia y disfrutar todo ese racimo de vivencias en mi querido Somoto. Las añoranzas se acumulan, pero en medio de esa densa neblina, hay cosas que permanecen “claritas como el ojo del piche”. Por ejemplo, las Purísimas, con toda la magia de los cachinflines y las triquitracas. Mi padre, Chas Mejía, se apareció una tarde con una “cargacerrada” que le habían regalado en la Aduana, donde trabajaba.
La noche del 7 de Diciembre, entre los cantos entonados a la Virgen y la repartición de los “brindis”, le pegamos mecha a aquel chirrión colorado en la acera de nuestra esquina. Para nosotros fue una especie de ceremonia en la que nos sentimos involucrados, sin el menor riesgo de sufrir quemaduras. Quién causa tanta alegría?, gritó mi abuelita Lucila. Y la respuesta se escuchó en toda la cuadra. Ahí nomasito vino el desfile de cañas, ayotes-en-miel y los limones dulces con su banderita de papel rosado, que se movía “pizpireta” al ritmo de los himnos marianos. Por supuesto, no faltaba la horchata y la clásica “sosolca”, que por muchos años, ya cincuentón, seguí disfrutando gracias a la generosidad de Doña Rosita Díaz, quien –cuando llegaba a pasar vacaciones- me enviaba un semerendo pichel y un papelito con su hermosa letra de profesora: “ Carluchín, nunca te olvidés de los refrescos de tu amado Somoto “.
Y de verdad. Nadie, ni el Alzheimer más tenaz, borrará de mi mente aquellos paquetes y gorras repletos de gofios inefables, leche-burras, confites y colmenas; las cajetas de leche de Doña Rosa Padilla, los caracoles de la Cholita Núñez, los huevos chimbos de la Tere Armijo, los pirulines de las Ríos y las figuritas de azúcar de la Engracia Báez.
Pasada la euforia de las Purísimas, venía la Navidad. Entonces, nuestro pueblo aún conservaba la tradición de los Nacimientos o Misterios. En cada hogar las familias cristianas se afanaban en armar sus humildes retablos, sin tener que visitar un supermercado para adquirir imágenes importadas, ajenas a nuestra identidad. Confieso que durante mi adolescencia, jamás vi un Santa Klaus, un trineo o un muñeco de nieve. Los arbolitos verdes de pino natural, se adornaban con el “paste de montaña” y los elementos artesanales que el pueblo inventaba.
Recuerdo con especial añoranza el famoso Nacimiento que creaba cada Diciembre el inolvidable Nachito Ocampo Pinell. Y es que mi talentoso primo se lucía, volcando su imaginación desbordante: Cerritos, ríos, lagunas, saltos de agua, cañadas, lomas y barrancos. Y en medio del paisaje mágico, el humilde bajareque donde el Redentor del Mundo recibía aquel inmenso río de campesinos, pastores, angelitos, reyes magos y hasta un ejército de soldaditos de plomo, que parecían hacer una tregua en su zafarrancho de combate, para llenar sus cascos de madroños y pascuitas.
Y de pura cabanga, recordando aquellos días de mi Navidad somoteña escribí el año 1970, mi primer Son de Pascua.
Un gajo de Chilincocos
Letra y Música
Carlos Mejía Godoy

Un gajo de Chilincocos
te traigo Niño con mi cantar
para adornar tu chinchorro
en estos días de Navidad
Un gajo de Chilincocos
que en el camino vi reventar
Chilincocos de mi tierra
te traigo Niño esta Navidad

Soy un pobre campesino
me llamo Julián Potoy
ya bajé de la montaña
y hacia tu ranchito voy
Una botella de crema
te traigo de Ducualí
te traigo un chanchito curro
que he engordado en Estelí

Un gajo de Chilincocos
te traigo Niño con mi cantar
para adornar tu chinchorro
en estos días de Navidad
Un gajo de Chilincocos
que en el camino vi reventar
Chilincocos de mi tierra
te traigo Niño esta Navidad

25 nov. 2008

El Verbo se Hizo Canto: CANTO DE MEDITACIÓN “EL CANTO DE LOS PAJAROS”

A mediados del año 1974 me tocó ser jurado en un concurso de música testimonial, organizado por la UNAN-León. Los clasificados fueron siete, pero en la ronda final quedaron dos intérpretes con el mismo puntaje: Grace Kelly con la canción “Juan Cantillano”, original del ganadero y escritor Sebastián “Chan” Vega y un joven cantautor de origen obrero Pablo Martínez Téllez quien defendía el tema “El Niquinohomeño”, de su propia autoría. Al final, resultó vencedor el mentado Pablito, quien –al cantar nuevamente su homenaje a Sandino-, se creció de tal manera, que ya no quedó la menor duda de lo que habría de ser en el futuro: un auténtico trovador, nacido del corazón bravío del barrio Guadalupe.

Cuando fui a felicitar a los participantes le dije a Pablo: Te invito a ser miembro del “Taller de Sonido Popular”. Vamos a componer una misa campesina y me encantaría contar con tu talento. Este es mi teléfono. Ponéte de acuerdo con Pan de Rosa y dentro de un par de semanas nos encontramos para trabajar.

El cantor se apareció en la comarca Nejapa. Lo recuerdo clarito: los ojos brillantes, su guitarra y una bolsa plástica con un peine, un cepillo de dientes y dos mudadas. – Se trata de una Misa donde debe estar la síntesis de nuestra Nicaragua: Pueblos, ríos, montañas. Pero también todo el entorno natural: aves, peces, comidas, bebidas... Como quien dice el amplio arco iris de la identidad nacional.

Pablo se quedó trabajando en mi casita de Nejapa y cuando regresé a las 4pm, lo encontré jugando “jambol” con los chavalos de la comarca. Ve qué lindo! –le reproché- te dejo todo el día para que compongás el canto de meditación y mirá que espectáculo. –No te preocupés –respondió Pablito mientras fildeaba un batazo- Te tengo dos canciones para que escojás una.

Les juro que no se lo creí. Pero antes de la cena, el Guadalupano puso en el tapete dos canciones nuevecitas. Una de ellas, el famoso Canto de los Pájaros, hoy traducido a seis idiomas.



CANTO DE MEDITACIÓN
Letra y Música
Pablo Martínez Téllez
Antes que nazca el día
los pájaros del monte
nos dan sus melodías
los güises y zenzontles
el picotear sonoro
de un carpintero se oye
que en la punta de un árbol
su casa construye donde va a vivir
y un gorrioncillo salta
de una rama a otra
muy cerca de allí

Como estos pajarillos
hoy te canto Señor
pidiendo que nos unas
en fuerzas y en amor
te alabo por mil veces
porque fuiste rebelde
luchando noche y día
contra la injusticia de la humanidad

Mil campesinos unidos te cantamos
bajamos de los cerros
con nuestras alforjas repletas de amor
por ser el pencón
el guía y justiciero
por ser el tayacán
el tayacán de mi pueblo entero

Canten pijules, zanates y pocoyos
vengan los chichiltotes
los saltapiñuelas y el alcaraván
que cante el colibrí canarios y chocoyos
juntos con el macuá canten felices todos

11 nov. 2008

Y el verbo se hizo canto: Gloria

Desde que era un chigüincito, en mi Somoto natal, me apasionaron las bandas populares, que ejecutaban marchas fúnebres en las procesiones de Semana Santa y jubilosos sones de toro en las barreras, durante las fiestas tradicionales.

Tuve la suerte de ser sobrino-nieto de un gran músico jinotegano, radicado en la cabecera de Madriz: Don Juan Fajardo. No sólo un extraordinario ejecutante de cornetín, sino un talentoso compositor de música sacra y popular. Al lado de Don Lupe Ponce, Don César Bustillo y otros filarmónicos de aquella época, el “Maitro Juan”, como le llamaban, recorría los pueblos y comarcas, llevando su música a todos los rincones de la Segovia fronteriza. Incluso, eran contratados en San Marcos de Colón, Choluteca y otras poblaciones hondureñas.

Cada año, cuando se celebraban las inolvidables Fiestas de Noviembre, el olor a pólvora se mezclaba con el 6 por 8, ritmo chúcaro y pizpireto, que parecía imitar los saltos de los toros, traídos de las haciendas de Juigalpa, Acoyapa y San Pedro de Lóvago, para ser sorteados por los mejores campistas de la zona. Cómo olvidar al audaz “Gato Luna”, de la estirpe de los Dimas y los Catarranes chontaleños. Y al genial “Casaya”, que le levantaba la cola al animal y sacaba –encendido- un cigarro Montecarlo, para luego echarle el humo al rostro del astado. Nosotros aplaudíamos frenéticamente a los toreros descalzos, mientras la Banda les regalaba “Qué parió tu mama pelota?”

Por todo este enjambre de añoranzas, cuando se me ocurre escribir “El Gloria” de la Misa Campesina, antes de redactar los primeros versos, pongo en el encabezamiento. Introducción: Son de Toros “La Mama Ramona”. Incluso, se me pasó por la mente añadirle algunos efectos de pólvora sonora: cohetes, morteros, triquitraques…Pero mi amigo Roberto Sánchez Ramírez, gran animador de esta obra, me dijo muy serio: -Te voy a llevar a conocer a una de las mejores Bandas Filarmónicas de Nicaragua. Y te advierto algo? No vas a tener necesidad de meterle recursos adicionales al Gloria.

Y así fue. Aquel Domingo soleado, nos parqueamos frente a una casa humilde, a una cuadra de la Iglesia de San Pedro, en El Diriá. Sentado en una poltrona de cuero crudo, estaba un caballero cuarentón, recio, con aspecto de honrado mandador de hacienda. Serio el hombre, frente a un nacatamal y un pocillo de café negro. El saludo le llegó “a quemarropa”, cuando se disponía a desayunar: - Carlos Mejía, te presento al Profesor Teodoro Ríos Jáenz.

El Director de la Banda Popular de El Diriá se levantó de inmediato y después de ofrecer su mano cálida, dijo algo que no tuve tiempo de interpretar, pese a mis conocimientos del escaliche. –Siéntese, Roberto. Siéntese Carlitos. Y aprovechen que “el Congreso Nacional está popeando”. Mi amigo el periodista, más avezado en las lides de la jerga callejera, se burló de mi ignorancia: -No agarraste naipe, trovador? Dice el Profesor Ríos que “el Congreso Nacional está popeando”. Te traduzco: Los “diputados”,- o sea los nacatamales- están listos en el fogón, para que les entremos tupido.

Al final, sin despreciar a los “ilustres padres de la patria”, preferimos aceptar sólo una taza de café con roquillitas poblanas. Así se inició una sabrosa conversación, que terminó en un acuerdo formal. Una semana después, en el estudio de Lorenzo “El Chocoyo” Cardenal, la Banda Popular de El Diriá, dirigidos por el Profesor Ríos Jáenz grababa la introducción de El Gloria de nuestra Misa Campesina Nicaragüense. En el centro de aquella herradura filarmónica, un clarinetista invitado:
Mi querido amigo Róger Barrera. Llegó muy circunspecto, con camisa manga larga de cuello almidonado y un corbatín negro con lunares blancos. –Verdad que parece “gato de sala”? –habría dicho mi compadre Payo Amaya.

La grabación fue un éxito. Cuando el 6 por 8 de la Mama Ramona inundó el Estudio del “Chocoyo” Cardenal, en medio de aquella fiesta de metales, bombos y platillos, vi que Roberto me cerró el ojo izquierdo, como diciendo: -Te das cuenta de que no exageraba? Pero si querés, todavía tenés tiempo de meterle cohetes, morteros y todo lo que te dé la gana.

El periodista tenía razón. El Gloria quedó en su punto. Como diría Pancho Cedeño: Socorrito…socorrito!!!

GLORIA

Con el más alegre son de mi pueblo
vengo a cantar
este Gloria a Cristo que en son de toros
me gusta más
Yo quiero cantar a Jesús que es líder
de la verdad
con el gozo desbordante y explosivo
de los cohetes
que iluminan nuestro cielos en la fiesta popular

(Con música de la “MORA LIMPIA” (Justo Santos)

Gloria a Dios en Siuna, Jalapa y Cosigüina
en Solentiname, Diriomo y Ticuantepe
Gloria a Dios en Tisma, Waslala y Yalagüina
en Totogalpa, Moyogalpa y Santa Cruz.

Gloria al que sigue la luz del Evangelio
al que denuncia sin miedo a la injusticia
Gloria al que sufre la cárcel y el destierro
y da su vida combatiendo al opresor

Hoy te glorificamos, Señor, con las marimbas
con violines de ñambar, sonajas y atabales
con chirimillas, quijongos y zambumbias
con las danzas nativas de Subtiava y Monimbó

Con el más alegre son de mi pueblo....

27 oct. 2008

Y el verbo se hizo Canto: El Credo

Uno de los retos más importantes, a la hora de asumir el compromiso de crear “La Misa Campesina”, fue El Credo. En la hoja de papel, donde emborroné las primeras ideas, puse –bajo el título- un pequeño comentario que delata mi optimismo: ( Voy que me buja el pelo, porque esta parte tiene “mucha carnita”). Y precisamente, por encontrarme ya en el ambiente mágico de Solentiname, empecé imaginándome el génesis del mundo, con esa explosión de colores que brotaban de los pinceles de los pescadores y campesinos del archipiélago.

Recuerdo como que fuera ayer, la sorpresa que se llevó Doña Justa, una viejita cocinera de Mancarrón, cuando –después de la misa dominical, celebrada por el P. Ernesto Cardenal- fue llamada al altar por el propio Poeta. Laureano Mairena dijo. -Está cocinando, la vamos a llamar para que venga. Al rato se apareció con su delantal blanco. “Tome doña Justa!- expresó Ernesto – aquí tiene estos rialitos. Quiero que sepa que su cuadro, inspirado en el amanecer de Solentiname, fue vendido a un profesor de la Universidad de Frankfurt en Alemania. Cuéntelos bien, son quinientos dólares”.

Con una gran sencillez, pero con los ojos llenos de lágrimas, la humilde cocinera tomó el sobre y sin asomarse a contar el dinero, se lo metió en el buche. Alguien la oyó decir en voz baja: -“Para mi nieto, que está hospitalizado en Los Chiles, porque lo picó una cascabel. Dios sabe lo que hace…”

Yo tuve curiosidad por conocer el cuadro que había pintado esa señora, que ya había cumplido los setenta años. William Agudelo me enseñó la diapositiva. Y, efectivamente, aquel óleo parecía inspirado en el primer día de la Creación. Por eso, insisto: Si El Credo no hubiese sido escrito en aquella isla paradisíaca de Mancarrón, quizás yo no habría comparado el nacimiento del mundo con la invención de un cuadro primitivista.

Nunca olvidaré cuando una mañana soleada de año 1974 me llegó un sobre firmado por Panchito Cedeño, hoy gran músico, compositor y orquestador de prestigio. Pancho me enviaba, de su puño y letra, una serie de ideas que yo aliñé en la segunda estrofa de este canto. Sin ese aporte del singular colega, El Credo hubiese tomado otro camino.

El resto de la letra fue naciendo al calor de los comentarios que los pobladores de la isla hacían después que E Cardenal leía el Evangelio. Todos estos testimonios, algunos de los cuales impactaron al famoso poeta y escritor Julio Cortázar, están contenidos en el libro “El Evangelio de Solentiname”.

El nacimiento del estribillo o coro lo escribí en Managua y tiene mucho que ver con el heroico trabajo de la construcción. Por eso, en una actividad en la que se encontraba el legendario líder sindical Domingo Sánchez Salgado le dije, con el respeto de siempre: Chagüitillo, siempre que canto El Credo, me remonto al SCAAS: Sindicato de Carpinteros, Albañiles, Armadores y Similares. Y el hombre más “carceleado” en la historia durante el Somocismo, con sempiterno humor, chasqueó los dedos, diciendo. - Entonces, qué esperás, Carlitos? “Caimanes al estero!” -

20 oct. 2008

ENLACE A VIDEO ENTREVISTA SUPLEMENTO VIVA-LA NACION DE COSTA RICA

http://www.nacion.com/viva/2008/octubre/18/viva1741472.html

Carlos Mejia Godoy : Mi Patria Bendita

El artista vive enfrentado legalmente al "Leviatán" del gobierno Ortega/Murillo


Por Pedro Rafael Gutiérrez Doña



A solo unas horas de iniciar su concierto en ocasión del 30 Aniversario de vida artística, Carlos Mejía compartió en compañía de su hermano Chico, el momento político/artístico por el cual atraviesa. "Sumamente difícil…" _señaló de manera espontánea_ la realidad que vive, enfrentado legalmente al Leviatán del gobierno Ortega/Murillo, quien de facto ha usurpado las creaciones del artista que por años ha venido creando.

Carlos manifestó que para el mes de diciembre regresaría a realizar un concierto popular para toda la comunidad nicaragüense en Costa Rica, …"quien representa dignamente sus valores y ser la punta de lanza de trabajo importantísima en este país, además de cantar, cuando estoy fuera de Nicaragua no podría nunca dejar de denunciar como le he venido haciendo durante toda mi vida, aquello que considere contra los valores esenciales de nuestra Nicaragua; la paz, el progreso social y la lucha por la libertad… "

Compartirá el escenario el cantante costarricense Dionisio Cabal quien recientemente realizó varios conciertos en Nicaragua como agradecimiento a lo que en alguna manera considera había recibido del arte y la cultura nicaragüense. Además de Cabal, Los de Palacaguina harán yunta con Carlos y nos deleitarán con un recorrido por las canciones que en el pasado fueron inspiración para derrotar a la dictadura Somocista y las que hoy pareciera a voz en cuello serán entonadas con ese mismo propósito.

Costa Rica una vez más se torna en el patio trasero de los nicaragüenses, los que como hace casi treinta años denunciaron la dictadura de los Somoza, hoy lo hacen contra el gobierno bicéfalo Ortega Murillo.

En esta ocasión Carlos entonará la canción "Mi Patria Bendita", dedicada a los nicaragüenses que viven y se labran un futuro mejor en esta su nueva casa Costa Rica; país que les ha dado un lugar donde trabajar y construir en familia, lo que no pueden hacer en su patria Nicaragua.

Mejía Godoy llena el domingo de luz

Concierto en el Hotel Crowne Plaza Corobicí

Tras una ausencia de año y medio, el cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy regresa a nuestro país para ofrecer un recital que tiene aires de celebración Por Gerardo González V.
gegonzalez@nacion.com
Con su grupo Los de Palacagüina y hasta con el nacional Dionisio Cabal como invitado, el cantante y compositor nicaragüense Carlos Mejía Godoy volverá a recibir los aplausos en nuestro país el domingo.

En medio de una disputa con el Frente Sandinista de su país por el uso sin permiso de sus temas en la campaña política, Mejía Godoy hará sentir su voz en el hotel Crowne Plaza Corobicí, a las 6 p. m.

El costo de las entradas es de ¢8.000 en el área general, ¢12.000 en preferencial y ¢15.000 en el sector VIP. Este último precio incluye derecho a un convivio con el artista al final del concierto.

Usted puede reservar su entrada en el telecenter del periódico El Centroamericano al teléfono 2257-7090, en el Hotel Crowne Plaza Corobicí, en las agencias de Teledolar o directamente el día del concierto. Puede obtener más detalles en el sitio www.centroamericano.info .

Festejo. El creador de El Cristo de Palacagüina y Alforja Campesina viene a celebrar su trayectoria musical, en la cual dio sus primeros pasos a principios de la década de los años 60.

Sin embargo, se centrará en los últimos 30 años de su repertorio y para eso promoverá aquí su más reciente álbum llamado Son tus perjúmenes mujer, Aromas de Libertad .

Esta producción sirve además como un homenaje a la carrera de Mejía Godoy, ya que incluye algunos de sus temas más reconocidos acompañándolos por algunas de las voces de los grandes de la música mundial.

Entre los invitados de este disco se encuentran figuras como José Luis Perales, Paloma San Basilio, El Consorcio, Ángela Carrasco, Massiel, Elsa Baeza, así como los dos Luis Enrique, su hermano y su sobrino.

Inicios. En la década de los 60, este Mejía Godoy comienza como compositor y su trabajo es recogido por grupos como Los Madrigales; en ese momento, no se atreve a ser él quien canta.

Su acercamiento al movimiento universitario lo transforma y es para esta época que se le ve cantando en público por primera vez y acompañado de su acordeón, mientras canta temas como La tumba del guerrillero .

En la década siguiente, se dedica a rescatar con sus canciones a personajes populares de la tradición de su país como Panchito Escombros y María de los guardias .

Es en esta época que crea uno de sus mayores éxitos, Quincho barrilete con la que representa a Nicaragua en el Festival de Viña del Mar en Chile en 1977 y se convierte en el primer artista centroamericano en ganar dicho certamen musical.

Carlos Mejía Godoy compuso canción que usa Montealegre en su campaña

San José. La Nación. | octubre 18, 2008

Carlos Mejía Godoy es, una vez más, un guerrero enfrentando al mar más bravo.
Él, que es uno de los cantautores más importantes de Nicaragua y cuya música ha sido vital para el desarrollo de la canción de contenido en Centroamérica, se mantiene en pie mientras un panorama, pesado como un tanque, se le pone en frente: su conflicto con Daniel Ortega y “el anillo de hierro” como le dice el Mejía Godoy al Frente Sandinista que usó sin permiso del autor su música para fines políticos que, además, él no comparte.

Desde que se desató aquel enfrentamiento, la cuestión está que arde. Personajes de la cultura de su país y de muchas partes del mundo han levantado la voz para defender los derechos del hombre que compuso Alforja campesina, El Cristo de Palacagüina y tantas canciones más que retratan la vida y el sentir colectivo de un pueblo que muchas veces ha sido bañado por la sangre de la guerra.

A pesar de todo, Carlos Mejía Godoy es firme como un roble. El viernes llegó a Costa Rica para dar un concierto el domingo y celebrar lo que es un abrazo solidario: la publicación del disco Son tus perjúmenes mujer. Aromas de libertad, un álbum editado en España y donde cantan artistas como José Luis Perales, Paloma San Basilio, El Consorcio, Ángela Carrasco, Massiel, Elsa Baeza, así como los dos Luis Enrique –su hermano y su sobrino–.

Un verdadero oasis es este álbum para el nicaragüense que, encima, no para de trabajar.

En los últimos meses, Mejía Godoy ha escrito unas 80 canciones y tiene casi terminada la que es su obra más compleja en 35 años de carrera: Mural sonoro a los héroes de septiembre, una puesta en escena que incluye música, coros, pintura in situ, audiovisuales, y, por supuesto, canciones.

Apenas si hubo un preestreno de esta obra, que está basada en la guerra de 1856, es decir, cuando Nicaragua y Costa Rica combatieron al filibustero estadounidense William Walker y su sed de poder.

En un cara a cara con Carlos Mejía Godoy, él se confiesa:

LN: Mural sonoro a los héroes de septiembre. ¿Qué fue lo que apresuró el preestreno de esta pieza si aún no está terminada?

CMG: Para mí es importante porque en Nicaragua se empiezan a sentir los peligros de una guerra porque la democracia está siendo duramente castigada. El crear una obra como el Mural sonoro es una forma de alertar a la juventud de que no es la primera vez que Nicaragua debe enfrentar a los enemigos de la paz, de la concordia.

LN: ¿Qué pasará cuando el Mural sonoro esté terminado?

CMG: No me interesa ponerla tanto en los teatros, que son importantes. Más importante es tomar las plazas; esas plazas que se tiene tomadas el Frentismo -no decimos sandinismo porque el sandinismo no tiene que ver con lo que están haciendo-. Los Danielistas (por Daniel Ortega) se han apoderado de las plazas, no dejan que nadie se manifieste. Estamos regresando al somosismo en su estado primitivo.

LN: Entonces en este contexto, la canción es una verdadera herramienta de difusión popular y de ejercicio de la libertad...

CMG: Por supuesto. Dentro del Mural sonoro a los héroes de septiembre escribí una canción que se llama Todos contra Walker, donde digo que todas las fuerzas de Nicaragua deben juntarse para combatir a los que buscan el poder. Un grupo de jóvenes me pidió permiso para tomar esta canción y dedicársela a Ortega bajo el nombre Todos contra Ortega.

¿Y sabe quién firma la canción? Juan Fuente Ovejuna, recordando que Lope de Vega escribió cuando dijeron: “¿Quién mató al Comendador? ¡Fuente Ovejuna, señor!” A los muchachos les están negando el derecho a salir a protestar, porque yo voy a negarles el derecho a una canción. Aquellos (Frente Sandinista) usurparon mi música con fines mezquinos y antidemocráticos, y yo cedo los derechos con todo el gusto para que la juventud se manifieste.

LN: ¡Qué diferente! Nosotros tenemos estrellitas de pop que harían cualquier cosa por llegar a MTV, ustedes en cambio tiene contenido.

CMG: Creo que la música, independientemente de que tenga o no un carisma político tiene que generar valores. No todo tiene que ser contestatario, ahí están los derechos de los niños, de la mujer, la lucha contra el sida, la lucha contra la delincuencia juvenil y el uso de las drogas. La gente dice “la música de Carlos Mejía Godoy es una música testimonial”, si pero testimonial de todos. Una bella canción de amor es válida mientras no diga basura, mientras no responda a los cánones de las transnacionales que te marcan lo que tenés que cantar, lo que tenés que decir y cómo tenés que decirlo.

LN: Quizás hay un prejuicio con respecto a la canción política.

CMG: Sí, a mi no me gustan los encasillamientos. Yo prefiero llamarle canción alternativa, canción testimonial, porque abarca un corpus más amplio que es el ser testigo de tu tiempo, y de las cosas que pasan en tu patria.

LN: En el conflicto que hay con el uso no autorizado de sus canciones por parte del Frente Sandinista: ¿En qué paró es proceso?

CMG: Hicimos la denuncia pero chocamos con todo el aparato. Porque hasta los jueces, liberales o del Frente Sandinista están unidos por el pacto y se protegen mutuamente. Entonces no hay forma. Hay un tipo de silencio cómplice, el silencio militante, un silencio esclavista y esclavizador.

LN: ¿De dónde saca el valor para enfrentarse a toda esta maquinaria?

CMG: Porque no estoy solo. Porque tenemos a un pueblo que sale a la calle, le rompen la crisma, los apalean, pero siguen luchando.

LN: ¿Cómo nace Son tus perjúmenes mujer. Aromas de libertad ?

CMG: Cuando usurpan en Nicaragua mis derechos como autor y empiezan a usar mis canciones sin mi consentimiento y editando discos piratas, descaradamente, con el nombre del FSLN sin mencionar el nombre de Carlos Mejía Godoy. Entonces, en ese contexto, un grupo de artistas españoles, solidarios conmigo y que no son los de izquierdas sino los amigos que compartieron conmigo los escenarios, sacan este disco. Conmemoran así los 30 años de mi llegada a España.

LN: Fue una iniciativa espontánea.

CMG: Sí, nada politizado. Y en esta dura prueba para mí, que es enfrentarme al Frente Sandinista, es muy alentador que la Sociedad de Autores de España, que fue la que apadrinó el disco, haga esto. Es como si la Sociedad de Autores me dijera: “Vos has sido un autor que durante 30 años de carrera has proyecto un mensaje de amor, de solidaridad, de hermandad”.

LN: Entonces este disco, el Son tus perjúmenes..., le viene con un trago dulce en un momento amargo.

CMG: Claro. Para el pueblo de Nicaragua fue importante este reconocimiento porque se sintió que no estoy solo en esta lucha, porque artistas de peso al otro lado del mar nos han dado su abrazo fraterno.

LN: ¿Qué lo liga tanto a Costa Rica?

CMG: Hay lazos desde la lucha contra Somoza, viví en exilio en Costa Rica, aquí falleció mi padre. Aquí vivió mi hermano Luis Enrique, aquí se hizo cantor y aquí fundó con otros muchachos el Movimiento de la Nueva Canción Costarricense. En Costa Rica hay una presencia de nicaragüenses como fuerza de Costa Rica, he cantado hasta en La Carpio y he escrito por ellos Mi patria bendita que habla de la experiencia de venir a vivir aquí para trabajar. Tuve una gran amistad con Emilia Prieto y Francisco Amiguetti, con los poetas, con los intelectuales, con Cantares, Dionisio Cabal En fin... tantos lazos hermosos.

LN: Lazos como el hecho de que en el fondo Nicaragua y Costa Rica son, sencillamente, hermanos.

CMG: Claro que sí.

Carlos Mejía Godoy denuncia atropellos en Costa Rica

Edgard Barberena S.
END - 20:01 - 19/10/2008

El cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy advirtió ayer en Costa Rica los peligros de que en Nicaragua se vuelva a reeditar una nueva guerra como la que se produjo en 1979 para derrocar al régimen de Anastasio Somoza, debido a los atropellos que está causando el anillo de poder del presidente Daniel Ortega.

La advertencia del autor de “Nicaragua, Nicaragüita” la hizo a través del diario Al Día, y antes de llevar a cabo este domingo un concierto con Los de Palacagüina en el hotel Crowne Plaza Corbicí.

Según la entrevista que cedió al periodista Ronny Rojas y publicada a través del sistema de preguntas y repuestas, Mejía Godoy dijo que dentro de las condiciones que podrían estar “caldeando” una nueva confrontación en Nicaragua, se cuenta la decisión gubernamental de clausurar a los partidos Conservador y el disidente Movimiento de Renovación Sandinista, MRS.

El cantautor también agregó los ataques que el presidente Daniel Ortega mantiene contra los medios de comunicación independientes, al tiempo que aseguró que la situación es dramática.

“Estoy preocupado. Se han suscitado acontecimientos que parecen arrancados de la época de Somoza. Estos señores (el círculo de poder que rodea a la pareja presidencial), envalentonados por la borrachera del petróleo venezolano, creen que reconquistaron el poder que tenían. Pero es un poder vacío de sentir popular, porque tienen secuestrados a todos los poderes del Estado”, denunció.


“ONG con la pistola en la cabeza”

Mejía Godoy, en la entrevista, hizo mención a la toma del Centro de Investigación en Comunicación, Cinco, que dirige Carlos Fernando Chamorro, y la persecución contra el Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, a quien el gobierno a través la Fiscalía les intenta acuñar delitos como el lavado de dinero.

Agregó que la ofensiva gubernamental también ha dirigido sus miras al padre Ernesto Cardenal, figura emblemática de la revolución sandinista de1979, así como las presiones contra el cronista deportivo Edgar Tijerino, por lo que “en Nicaragua las organizaciones no gubernamentales tienen la pistola en la cabeza”.

“Sigo haciendo mis canciones como siempre; inspiradas en el quehacer, los sueños, las esperanzas y el futuro de Nicaragua. Soy optimista y quiero que las elecciones municipales (del 9 de noviembre) sean ordenadas. Pero se ve que habrá choques que pueden terminar en actos sangrientos”, respondió Mejía Godoy, a la pregunta de qué tanto lo afectaba como artista y como nicaragüense la situación que estaba denunciando.

“Vamos a ver qué pasa, yo no quisiera ni una sola gota de sangre más derramada en suelo nicaragüense, ni en ningún pueblo de la tierra. Pero Nicaragua no es un pueblo de borregos, lo ha demostrado a lo largo de su historia”, dijo, al tiempo que aseguró que a los gobernantes ya no les ve nada de los ideales sandinistas. “El Frente Sandinista, que tuvo el 80 % del apoyo popular, ahora tiene el 37% y va disminuyendo”, señaló.


Sobre la relación con Hugo Chávez
Con respecto a la relación que hay entre Ortega y el presidente venezolano Hugo Chávez, Mejía Godoy dijo que eso no afectaba tanto, si había respeto a la soberanía del país. “El problema es el petróleo venezolano, eso es lo que los ensoberbeció”.

Dijo tener temor al regresar a Nicaragua después de las denuncias que ha hecho en Costa Rica, “pero prometí no volver al exilio, como lo tuve que hacer en tiempos de Somoza. Yo regresaré --a Managua-- y voy a seguir denunciando estos atropellos”, finalizó.

Mejía Godoy teme una nueva guerra

Denuncia en Costa Rica “los vicios de dictadura” de Daniel Ortega

San José/EFE

El cantautor Carlos Mejía Godoy manifestó ayer en Costa Rica sentir temor de que en Nicaragua se desate una nueva guerra debido a los “vicios de dictadura” del Gobierno del presidente Daniel Ortega.

El gobierno de Ortega “desde el inicio dio pasos errados y en los últimos tres meses esto está tan grave que temo en Nicaragua un derramamiento de sangre”, afirmó el artista en una entrevista publicada por el diario costarricense Al Día.

Mejía Godoy, quien se encuentra en Costa Rica para ofrecer un concierto, aseguró que el Gobierno que encabeza Daniel Ortega “ya tiene vicios de dictadura” y que regresa a Nicaragua “con temor, pero prometí no volver al exilio como lo tuve que hacer en tiempos de Somoza”.

DENUNCIA “ATROPELLOS”

El cantautor agregó que seguirá denunciando los “atropellos” que se viven en Nicaragua y puso como ejemplo el allanamiento que las autoridades judiciales realizaron recientemente a las oficinas del periodista Carlos Fernando Chamorro.

“Uno de los periodistas más transparentes de Nicaragua fue asaltado en sus propias oficinas. Se llevaron sus computadoras dizque para encontrarle lavado de dinero”, afirmó el cantautor.

También expuso la situación del poeta y sacerdote Ernesto Cardenal, sometido a un proceso judicial, y del cronista deportivo Edgard Tijerino quien, afirma, dijo públicamente haber recibido amenazas de muerte contra su esposa por criticar al Gobierno.

LLAMA A “MOVILIZACIÓN POPULAR”


Mejía Godoy afirma que la solución a esta situación es “la movilización popular” aunque “yo no quisiera ni una sola gota de sangre derramada en suelo nicaragüense”.

El cantautor también declaró que el petróleo otorgado por Venezuela a Nicaragua ha “envalentonado” a Ortega y sus colaboradores, quienes “creen que reconquistaron el poder que tenían, pero es un poder vacío de sentir popular”.

Acerca del conflicto que mantiene con el Gobierno por la utilización de canciones suyas con fines políticos, Mejía Godoy explicó que “pasaron sobre las leyes” ya que al hacer la denuncia “cambiaron mis letras, mutilaron las canciones y hacen lo que les da la gana”.


Orar por la paz
Carlos Mejía Godoy envió un mensaje para los miles de compatriotas que emigraron hacia Costa Rica en busca de trabajo: “Les pido que nunca dejen de soñar con el deseo vehemente de regresar a la Patria, y a los creyentes que oren todos los días por la paz en Nicaragua”.

15 oct. 2008

Y el Verbo se hizo Canto: KYRIE (Misa Campesina Nicaragüense)

Por: Carlos Mejía Godoy


Cuando andaba del timbo al tambo, recogiendo los insumos para escribir la Misa, empecé a buscar a los intérpretes idóneos de la nueva obra. En mi imaginación desbordada de entusiasmo (dicen que “soñar no cuesta nada”) me figuraba al Indio Pan de Rosa, cantando El Gloria, con aquella voz rústica y a la vez tierna. El Ofertorio siempre lo sentí con “Los Soñadores de Sarawaska”, bordoneado con la pochota de Epifanio y el violín de talalate de Ceferino. Y me imaginé al no-vidente pícaro, cerrando los ojos y ladeando la cabeza, porque –como dice Pablo A. Cuadra, refiriéndose a Mondoy en El Indio y el Violín- la música es una ceguera dulce.

Pero El Kyrie siempre tuvo dueño absoluto: Humberto Aguilar Sáenz, el inolvidable “Tata Beto”. Convencerlo de venir a Managua, fue una verdadera odisea. Y es que el trovador de El Viejo, Chinandega, jamás salía de su pueblo. “Sólo una vez al año La Virgencita del Hato me saca de este chinamo. Pago mi promesa y vuelta para mi casa”- confesaba el trovador. Y no era exageración. Cuando llegué a entotorotarlo, para traerlo a Managua, se me ocurrió una idea. Dije, optimista: Sólo el Dr. Heriberto Carrillo me puede ayudar a convencerlo.

Heriberto fue clarito: -Mirá, Carlos. Si le proponés a Tata Beto que se quede a dormir en Managua, no te va a aceptar. La solución es la siguiente: Salen muy de mañanita de El Viejo. Llegan a la capital, tipo 7 . Desayunan y a las 9 están en el estudio. Ensayás toda la mañana y después del almuerzo grabás tu Kyrie y muerta la lora!. A las 5 me lo ponés en un “intermortal”. Y a las 6 yo lo estoy esperando en la Iglesia de Guadalupe de León. Pasamos por la Estación comiéndonos un chancho con yuca y vuelta para Chinandega. Tamos claros?

Sin la colaboración entusiasta del Dr. Carrillo, Tata Beto no hubiera movido un pie para venir a Managua. Lo que jamás nos pasó por la mente fue que al “Chocoyo” Lorenzo Cardenal, el dueño del único estudio de grabación que existía en Managua, se le iba a enfermar su hija Belén. Y cuando me dijo:” Hoy no puedo, pero mañana grabamos sin falta”, yo le pedí al trovador chinandegano que se quedara a domir, para grabar al día siguiente. Fue entonces que los ojos de Tata Beto se pusieron vidriosos y con un torozón en la garganta, dijo en tono melancólico:-“Imposible, Carlitos. Sinceramente te lo digo, no me hallo dormir en otra parte que no sea mi tijera de lona. Además. Mi papá, que es un viejito de noventa años, me está esperando. Y si yo no le llevo su tibio y su dulce negro a la cama, él no cena. Así que ,ay perdoname. Voy que me buja el pelo para Chinandega”.

Y así fue. Tata Beto no grabó el Kyrie. Pero si ustedes escuchan mi interpretación, pensarán que ésa tampoco es mi voz. Y tienen razón. Me puse, no sólo la piel, sino el alma del querido trovador, para que este canto se oyera auténtico.


KYRIE

Cristo, Cristo Jesús
Identifícate con nosotros
Señor, Señor mi Dios
Identifícate con nosotros.
Cristo, Cristo Jesus
Solidarízate
No con la clase opresora
Que exprime y devora
La comunidad
Sino con el oprimido
Con el pueblo mío
Sediento de paz

19 sept. 2008

Nieta de Violeta Chamorro pide a Yoko Ono defender derechos de autoría de Lennon

Jóvenes nicaragüenses no quieren que Daniel ortega utilice en sus actos oficiales la canción "Give peace a chance".
Miércoles 2 de Julio de 2008


17:38
DIARIO EL MERCURIO CHILE

MANAGUA.- Una nieta de la ex presidenta nicaragense Violeta Chamorro pidió a Yoko Ono, viuda del ex beatle John Lennon, que prohiba al mandatario Daniel Ortega utilizar sus canciones en actos políticos o electorales, se conoció hoy en Managua.

La solicitud consta en una carta divulgada en la Internet por la "Alianza de Jóvenes por la Democracia", dirigida entre otros por la universitaria Luciana Chamorro, nieta de la ex mandataria (1990-1997) e hija del periodista opositor Carlos Fernando Chamorro.

"No es justo que Daniel Ortega aproveche la música y la herencia de un hombre con principios como John Lennon", señala el mensaje en alusión a la canción "Give peace a chance" (Dale una oportunidad a la paz), cuya letra fue modificada durante la campaña electoral del partido Frente Sandinista en 2006.

La organización juvenil, de reciente formación, acusa a Ortega de dirigir "un gobierno inconstitucional" y de pretender eliminar a la oposición, con medidas como la reciente anulación de la personalidad jurídica del disidente Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y el Partido Conservador.

"El futuro de nuestro país está amenazado (...) por favor déle una oportunidad a Nicaragua", señaló la carta escrita en inglés y enviada a la viuda del legendario músico británico.

Hace dos semanas, los cantantes Carlos y Luis Enrique Mejía Godoy prohibieron a Ortega utilizar sus canciones en actos políticos del gobierno o a través de los medios de difusión oficialistas, abriendo una intensa polémica nacional.

Carlos Mejía Godoy fue candidato a vicepresidente por el MRS, una agrupación política integrada por antiguos ex guerrilleros y conocidos intelectuales sandinistas que adversan a Daniel Ortega.

El presidente Ortega gobernó por primera vez durante la revolución sandinista y en 1990 fue derrotado en las urnas por Violeta Chamorro, viuda del periodista Pedro Joaquín Chamorro, opositor al dictador Anastasio Somoza y asesinado en 1978.

17 sept. 2008

PRONUNCIAMIENTO EN RESPALDO SOLIDARIO CON CARLOS Y LUIS ENRIQUE MEJÍA GODOY

Expresamos nuestro respaldo solidario a Carlos y Luis Enrique Mejía Godoy, frente a su demanda de carácter ético, y basada en las leyes nacionales e internacionales, de que ni el gobierno, ni el partido de gobierno utilicen sus canciones para fines de propaganda política. Esta demanda justa, que no puede estar siquiera sometida a discusión, ha sido irrespetada e ignorada. El desconocimiento de este derecho por parte del presidente de la república, quien tiene el deber constitucional de cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes, es un hecho inaudito, que desprecia el talento creativo de quienes como Carlos y Luis Enrique han contribuido a engrandecer nuestra identidad cultural.

Ambos han enriquecido con sus creaciones musicales individuales la cultura nicaragüense y la cultura toda de América Latina, y la propiedad intelectual de esas creaciones les pertenecen por entero. Nadie, por ninguna razón política partidaria, ni como acto de poder, puede arrogarse la potestad de despojarlos de los que en términos artísticos, morales y legales, les pertenece. La Ley de Derechos de Autor y Derechos Conexos establece plenas garantías a los autores sobre sus obras de creación personal.

Así mismo está establecido en el Artículo 27 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de1948: “Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora”. Y también en el Convenio de Berna de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI), organismo especializado de las Naciones Unidas para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas. Nicaragua ha ratificado ambos tratados, así como se halla comprometida como estado en hacer valer todos los demás convenios y tratados internacionales sobre propiedad intelectual y derechos de autor.

La obra de un creador artístico le pertenece enteramente y no puede ser usada sin su autorización bajo ningún motivo ni pretexto, y su despojo pone en entredicho todo el sistema jurídico de garantías en que se basa el estado de derecho.

Firman:

Luz Marina Acosta
William Agudelo
Erick Aguirre
Claribel Alegría
Esther Andradi
Eduardo Araica
Julia Ardón
Alejandro Aróstegui
Julio Francisco Báez Cortés
Gioconda Belli
Juanita Bermúdez
Patricia Bureau
Ernesto Cardenal
Blanca Castellón
Claudia Chamorro
Cristiana Chamorro
Pablo Centeno Gómez
Guillermo Cortes Dominguez
Octavio Enriquez
Francisco de Asís Fernández
Erick Flakoll Alegría
Karen Flakoll Alegría
Orlando Flores Ponce
Leo Gabriel
Gloria Gabuardi
Norma Helena Gadea
Ana Ilce Gómez
Luis Pastor González Vega
Mercedes Gordillo
Onofre Guevara
Pedro Rafael Gutiérrez Doña
Isolda Hurtado
Xochil Jiménez
Antonio Lacayo
Margarita López Miranda
María López Vigil
Carlos Mántica
Manuel Martínez
Fabián Medina
Oscar Merlo
Vidaluz Meneses
Sergio Michilini
Michele Najlis
Salvadora Navas
Carlos Perezalonso
Henry A. Petrie
Ernesto Piñero Breto
Silvio Prado
Helena Ramos
Sergio Ramírez
Ileana Rodríguez
Isolda Rodríguez
Francisco Ruiz Udiel
Tania María Zambrana Almendárez
Luis Armando Rocha Gómez
Luis Rocha Urtecho
Norberto Salinas
Eunice Shade
Alejandro Serrano Caldera
Fernando Antonio Silva
Pedro Javier Solís
Rosa Carlota de Tünnermann
Carlos Tünnermann Bernheim
Mario Urtecho
Julio Valle Castillo
María Elsa Vögel
Juan Carlos Vílchez
Ricardo Wheelock
Edwin Yllescas
Mónica Zalaquett
Daisy Zamora
George Evans
Nelson Brown
Fernando López Gutiérrez

Cantautores y Músicos Nacionales e Internacionales

Alvaro Aguilar (Cantautor, ALUX NAHUAL, Guatemala)
Guillermo Anderson (Cantautor, La Ceiba, Honduras)
Eduardo Araica
Elsa Basil Correa Marcos
Katia Cardenal
Marta de Cea (Promotora Cultural, México)
Francisco Cedeño (ex integrante del grupo Pancasán)
Oscar Chávez (Cantautor, México)
Luis Enrique el Príncipe de la Salsa (USA)
Alberto Escobar (Cantautor, Guadalajara, México)
Ricardo Flecha (Músico Guaraní, Paraguay)
Moisés Gadea
Norma Helena Gadea
Adrián Goizueta (Cantautor Argentino)
Luis Pastor González Vega
Clara Grun
Modesto López (Productor Discográfico, México)
Carlos Luis Mejía
Alejandro Mejía
Augusto Mejía
Esteban Monge (Cantautor, C.Rica)
Danilo Norori
Juan Solórzano
Perrozompopo (Italia)

Cantautor español apoya a Carlos Mejía y Ernesto Cardenal


Joaquín Sabina en solidaridad


Publicado en www.poetascontraladictadura.blogstpot.com

El prestigioso cantautor y poeta español, Joaquín Sabina, se sumó en solidaridad con el cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy, quien junto a su hermano, Luis Enrique Mejía Godoy, prohibieron en junio de este año, el uso de sus canciones para fines de propaganda política, tanto al gobierno de Nicaragua, como al partido de gobierno.

Sin embargo, esta demanda ha sido irrespeta e ignorada, violando así los derechos intelectuales que establecen plenas garantías a los autores sobre sus obras de creación personal; y también, violando el artículo 27 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de1948, que indica: “Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora”.

Apoyo a Cardenal

Joaquín Sabina también se solidarizó con el poeta nicaragüense Ernesto Cardenal, a quien, por venganza política de la pareja presidencial, el juez danielista David Rojas, le impuso el 22 de agosto de este año, una condena “absurda” por cargos de injuria contra el empresario turístico alemán Inmanuel Zerger.

“Quiero expresar mi solidaridad con la causa de Carlos Mejía Godoy, así como también con la de Ernesto Cardenal y me pongo a vuestra disposición para lo que hiciere falta”, expresó Sabina en un correo.

Por su parte, Ernesto Cardenal afirma que, todo este montaje del gobierno se trata de una persecución política y que la condena es injusta porque él, en diciembre de 2005, ya había sido absuelto en esa misma causa por otro juez.

Actualmente Cardenal tiene embargadas sus cuentas bancarias, mismas que tienen un fondo destinado a niños con cáncer, a quienes él ofrece talleres de poesía semanalmente.

“Me han quitado todo el dinero, pero también me quitaron un dinero que es de los niños con cáncer, con quienes yo tengo talleres de poesía”, denunció el poeta.

Esta voz, vital e imprescindible de Joaquín Sabina, llega en un momento oportuno, mientras en Nicaragua se ha despertado una dictadura institucional y donde el Poder Judicial es usado para atacar, intimidar y perseguir a quienes denuncian y critican la corrupción y el autoritarismo de la pareja presidencial.

12 sept. 2008

Carlos Mejía Godoy a ritmo de patria


Mural Sonoro para héroes de Guerra Nacional


* Para evitar que muchachos digan que Byron Cole es un prócer y Andrés Castro lapidó a Rafaela Herrera, como salió en END, dice cantautor
* Un joven del “Carlos A. Bravo” de Granada, le aseguró que Charles Frederick Henningsen, el filibustero que incendió Granada, lanzó con los Dodgers de Los Ángeles y hasta se tiró un juego perfecto
* Una cantata, una bailata y un teatro para que entendamos que dejando las diferencias haremos un gran país, invita el artista



Edwin Sánchez | esanchez@elnuevodiario.com.ni


Ahora la Batalla de San Jacinto, la quema del mesón de Rivas, la Ruta del Tránsito y el comodoro Vanderbilt no sólo se podrá leer en los textos escolares, sino que Carlos Mejía Godoy presta su arte para que tarareemos La Guerra Nacional.

Es una eficaz fórmula con la que los jóvenes --la obra es dedicada al grueso de nuestra población-- puedan recordar, o mejor dicho, entonar la historia y evitar terribles desatinos como los que lamentablemente ofrecieron los estudiantes entrevistados por END que dijeron: Andrés Castro apedreó a Rafaela Herrera y Byron Cole es un prócer nacional.

“Mural Sonoro a los Héroes de Septiembre”, es el título de la monumental obra que registra los capitales episodios que empezaron a darle talle, forma e identidad a nuestro país, desde Rafaela Herrera, a quien el cantautor ubica en “el empollamiento de la nación” de lo que sería Nicaragua. Y cierra la propuesta, el fusilamiento de Walker en Trujillo.

Carlos presentará hoy su obra en la “Casa de los Mejía”, quizá de una manera modesta por su magnitud, por la orquestación de la que debe hacer uso, por lo ambicioso de un proyecto que así lo adelanta: el Mural es cantata, porque se canta; bailato, porque se baila, y sonata, porque suena; hay oratoria, recitales, teatro, proyección audiovisual, y hasta pintura. Los artistas contarán y cantarán los distintos capítulos de una historia mal aprendida.

El filibustero que “lanzó” con los Dodger
El compositor, a tono con la alerta que dio EL NUEVO DIARIO sobre el desconocimiento activo del Mes de la Patria, recordó que cuando preguntó a un colegial del Instituto “Carlos A. Bravo”, de Granada, sobre quién era Charles Frederick Henningsen, aseguró que lanzó con los Dodgers de Los Ángeles, que incluso había lanzado un juego perfecto. Y hasta le detalló su récord en las mayores.

Henningsen fue el general de William Walker que incendió la Gran Sultana para darse el gusto de escribir una deplorable expresión: “Here was Granada”. Ahora, se escuchará su nombre y su detestable participación en la guerra.

“Este hombre no era un cabo, un raso, era un hombre ilustrado, anduvo guerreando en Europa, no es el mercenario corriente, se carteaba hasta con Víctor Hugo, el poeta cantado hasta por Rubén Darío”, apostilló. “Le hago una canción en Spanglish, es una cosa divertida, bufa, de un Henningsen que ve a Walker como un verdadero jefe: ‘Tengo que cumplir con mi deber, éste es un iluminado, un verdadero líder natural’.

El compositor empieza la obra, integrando el tema emblemático de Tino López Guerra “Nicaragua mía”. Esta orquestación también es obra del arreglista Hugo Castilla, luego viene el corrido de Rafaela Herrera, después la gesta de Enmanuel Mongalo, la primera batalla de Rivas, el valor de Nery Fajardo, que con el célebre maestro forman la dupla contra los filibusteros en el Sur.

Carlos suena “El Zanatillo”, y aunque no es el ave nacional, para el artista sí reúne las condiciones por su parecido al nicaragüense: jodedor, metiche, e igualado.

Vanderbilt y
la carta a Tata Lolo
La Ruta del Tránsito y el protagonismo de Vanderbilt se escuchará “a bordo” de una polka norteamericana, que remitirá al auditorio al ambiente del Lejano Oeste, porque Nicaragua era el paso más seguro para llegar a California, a su gran fiebre del oro. Después viene su canto a la “piedra de Andrés”, la carta a Tata Lolo, el abuelo de la patria, escrita por un colegial que tras desfilar, se pone a la orden del general José Dolores Estrada: “Fuiste un gran general, te retiraste pobre y digno…”, todo un ejemplo para los generales y líderes de hoy, nos dice.

Se oirá la canción de la unidad de timbucos y calandracas, “todos contra Walker, si una gota se junta a otra gota, el aguacero más potente; a dos puyas no hay toro valiente”. Es un corrido natural, afirma.

Carlos dice que se preocupó porque sobre la gesta, además de los textos de historia, de poesía y algún cuadro, “no había ni una sola canción, ni en el folklore, ni música de autor vivo, y yendo más atrás, sólo hay una mención a Rafael Herrera, en el canto de Tino López Guerra, y por eso me baso en ese recorrido”.

El mural le llevó seis años, y es “mi aporte a la juventud”. Entre el instrumental, se utilizará el corno francés, ideal para obras épicas, y el banjo-violín, acordeón, guitarra y harmónica, en formato de country, en el pasaje de don Cornelio Vanderbilt
La obra será presentada hoy jueves y mañana viernes, a partir de las 8 y 30 de
la noche.
De la demanda por La Consigna:
“No voy a retirar la demanda de derechos de autor, no me corro al ruido de los caites. Mantengo con certeza que no voy a lograr que se haga justicia en mi país, desde el momento que procuradores, fiscales y jueces de antemano dicen que la música mía es de todos. ¿Qué puedo esperar? Sencillamente, la mejor forma de defenderme es trabajando. Después del Mural, preparo mi pastorela de navidad”
Del espíritu del Mural:
“El espíritu de todo esto es demostrar que la única forma de salvar a Nicaragua es quitándonos las etiquetas de izquierda y derecha, y que nos unamos todos, la gente honrada, limpia, consciente y transparente, para juntos trabajar por
Nicaragua.

A los héroes y ciudadanos de la gesta no les preguntaron en qué partido, CPC o sindicato estaban organizados. Ellos y ellas dieron el paso al frente de la patria, luego lucharon por la unidad centroamericana, depusieron sus diferencias, incluso las fronterizas, y lucharon por la región, sacaron al filibustero y dejaron el
ejemplo”.

5 sept. 2008

Al trovador Carlos Mejía Godoy Por Pablo Antonio Cuadra

Entre nosotros, un joven cantor que se ha atrevido a criticar la tortura - esa tenebrosa mancha de crueldad, que empuerca la túnica de nuestra justicia - no solamente no ha sido escuchado, ni respetado en su hermoso grito de protesta social, sino que ha sido sancionado con la más fuerte multa jamás aplicada, en nuestra historia, a una obra de arte. Su delito? Entonar una copla satírica en contra del uso de la picana eléctrica en los interrogatorios.

Desde hace tiempo, he seguido con creciente admiración la carrera de Carlos Mejía Godoy, uno de los poquísimos valores auténticos de la canción nicaragüense, quien, a pesar de luchar en un medio agotador como el radial, ha producido ya un buen número de canciones, cuya letra y música revelan a un verdadero creador, que sabe enraizar su originalidad en lo profundo del alma y de los ritmos de su pueblo.

Laureado en festivales internacionales, jamás supimos que el Estado se fijara en Carlos para alentar su obra. Aquí el Estado - cuando toma la iniciativa, es para pisotear valores humanos. Para dejar caer, como es el caso, sobre la guitarra de un humilde juglar, una aplastante multa faraónica. Existe un premio de mil quinientos dólares, para estimular nuestra creación musical?

Cuando se medita sobre el salvaje monto de esta sanción económica, lo que se advierte es el odio bárbaro contra la cultura. Es el eterno pleito entre la Fuerza y la Inteligencia. Entre la Tiranía y el Ingenio. Entre la Pistola y la Guitarra: uniformar de una gris estupidez a todo el país y ¡que no se oiga otro ritmo que la acompasada y silenciosa respiración de los sometidos!

En tiempos de Nerón se extinguió la sátira en Roma. En tiempos de Stalin dejó de existir la sonrisa en Rusia. Tendremos que agregar: En tiempos de Somoza, dejó de existir el canto en Nicaragua?

Cuenta La Fontaine en su "Vida de Esopo", que una vez Creso, - el Rey tirano de Lidia - hizo saber a los habitantes de Samos que, o le pagaban tributo o les hacía la guerra. Temerosos, los samosanos iban a aceptar el tributo. Esopo, el jorobado fabulista, que era esclavo liberto, pidió la palabra: "Sólo dos caminos hay para los mortales. El de la libertad, escabroso al principio, pero agradable luego. Y el de la esclavitud, cómodo al comienzo, pero desesperante después".

La gente de Samos rechazo el ultimátum de Creso y se aprestó para la guerra. El tirano envió una embajada, ofreciendo respetar sus libertades si le entregaban a Esopo. Los ricos encontraron ventajosa la propuesta: era buen negocio entregar al pobre fabulista a cambio de su sosiego. Cuando llevaron a Esopo ante Creso, éste se extrañó de que un hombrecillo tan insignificante fuera un obstáculo para su ambición. Y dio la orden de matarlo. Pero Esopo, de pie ante el déspota, exclamo: "Rey Creso! Había una vez un campesino que cogía saltamontes para defender sus siembros y cayó en sus manos una cigarra. Iba a matarla, cuando ella le dijo: - Qué daño te hice? Yo no destruyo tus espigas. Lo único que tengo es la voz para cantar -". Esopo continuó: Rey Creso, yo soy como aquella cigarra. No tengo mas que la voz, para cantar la libertad de mi pueblo". El Tirano, comprendiendo el valor moral de aquel hombrecito, lo devolvió a su país y respetó la libertad en Samos.

Si en Nicaragua la autoridad no es capaz de manifestar, por lo menos, la comprensión humana del opresor de Lidia, y le aplica a nuestro querido trovador esa multa salvaje, quiero que sepa que - como yo - hay miles de nicaragüenses, dispuestos a hacer una colecta, en solidaridad con una valiente guitarra, que ha cantado a la Libertad de Nicaragua.

Agosto de 1971.

Quincho Barrilete nació debajo de un palo de mango

Carlos Mejía Godoy compuso su primera canción Alforja campesina a los 23 años. ()


Roberto Sánchez Ramírez

rsanchez@managua.gob.ni
Entre la pistola y la guitarra



La sala de fiesta en la ciudad de Fix, en Terragona, España, estaba muy animada con la presentación del grupo nicaragüense de Carlos Mejía Godoy y Los de Palacagüina, compuesto por Enrique Duarte, Silvio Linarte y Humberto Quintanilla. Era la noche del 13 de noviembre de 1977.

Un mesero al escuchar el acento de los nicaragüenses se acercó y les informó que un joven, no sabía si uruguayo o argentino, había ganado el premio de la Organización de la Televisión Iberoamericana (OTI). Carlos le preguntó el nombre de la canción y el mesero les dijo haber creído escuchar que era “Pincho marinero”.

Encontrando cierta similitud entre “Pincho” y “Quincho”, Carlos se comunicó a Madrid con Oscar Gómez, productor de la CBS, el promotor de Son tus perjúmenes mujer en España. Oscar le confirmó que en efecto, el festival de la OTI, realizado en el Centro Cultural de la Villa de Madrid, había sido ganado por “Quincho Barrilete”, composición de Carlos, interpretada por Eduardo “Guayo” González Siero.

Carlos se comunicó hasta Somoto, Nicaragua, con su padre Carlos Alberto Mejía Fajardo. En la tierra natal del compositor era de día, la casa familiar estaba llena de amistades que llegaban a felicitar a “Chas” Mejía, a doña María Elsa, su esposa, mientras en las calles de Somoto los cohetes estallaban.

NO FUE POR CASUALIDAD

“Quincho Barrilete”, no nació por casualidad. Su progenitor abrió los ojos en Somoto, departamento de Madriz, en las históricas Segovias del general Augusto C. Sandino, el 27 de junio de 1943. “Chas” Mejía y doña María Elsa formaron una familia en un ambiente musical, lleno de picardía y unidad que cobijó a Chico Luis, Carlos, Luis Enrique, Armando, Conchita, María Ángeles y María Lucila.

En 1954 llega a Managua. Durante los estudios de bachillerato va descubriendo su vocación artística en veladas colegiales. Alterna la universidad con la radiodifusión como locutor, actor y libretista. Carlos, también se dio a conocer como ejecutor de un raro instrumento: el serrucho. Durante sus estudios en el Colegio Calasanz, escribió una composición que le sirve en 1963 para su canción Alforja campesina. La grabó con el trío Los Madrigales. En 1965 la interpreta Otto de la Rocha y la canción se populariza.

Conoce a Erwin Krüger, quien comentó que Alforja campesina “abría una nueva etapa en la música nicaragüense”. Tenía entonces Carlos 22 años, así que se sintió chavalo, cuando Erwin lo invitó a una reunión donde estaban, entre otros, Tino López Guerra, Otto de la Rocha, Carlos Adán Berríos, José Robleto, Pepe y Carlos Ramírez, Orlando Flores Ponce, Carlos Ramón Bermúdez y Rafael Gastón Pérez.

Tuvo el apoyo de Sidar Cisneros Leiva que logró transmitir sus canciones en la Radiodifusora Nacional. En 1965 viajó becado a Alemania, por gestiones de Reynaldo Antonio Tefel, logrando valiosas experiencias en el campo de la radiodifusión, a su regreso trabajó en Radio Centauro del recordado don Salvador Cardenal, en compañía de Douglas Amaya, uno de los nicaragüenses que más se destacaron en radio y televisión.

NACE CORPORITO

Radio Corporación nace en la calle Candelaria, en una casa con historia propia. Allí vivió el matrimonio de Pablo Steiner y la poetisa María Teresa Sánchez, su hijo el recordado dramaturgo, Rolando. En esa casa estuvo la editorial Nuevos Horizontes, visitada por los más conocidos escritores de aquella época. Allí también nació “Corporito”. Invitado por Fabio Gadea Mantilla, Carlos, creó este personaje que en la mañanita y al mediodía llevaba al pueblo la sátira y la crítica al régimen somocista.

“Corporito”, en sus cantos expresaba el sentir popular. En la Corporación se recibían cartas, llamadas telefónicas, como si se tratara de un personaje vivo. Las parodias de “Corporito” eran escuchadas y repetidas, más cuando se publicaron en cancioneros. Conocidas canciones eran modificadas sus letras por otras que se referían a hechos o personajes de nuestra vida nacional. “Corporito” fue multado por el gobierno somocista con C$25,000.00, una gran cantidad en esa época. Pablo Antonio Cuadra publicó en un “Escrito a máquina”, uno titulado “Entre la pistola y la guitarra”.

Surge también el programa El son nuestro de cada día, con el tiempo este movimiento repercutió en los Talleres de sonido popular, La brigada de salvación del canto nacional, donde llegaron a formarse grupos musicales, el grupo coral juvenil La Nueva Milpa, valiosos promotores culturales, entre los que se destacó Wílmor López, quien continúa desarrollando una fructífera labor.

MARÍA DE LOS GUARDIAS

Por el año 1971, a través de su mamá, doña Elsita, Carlos conoce en Somoto, a una mujer que sólo con guardias se metía y que por esos días se marchaba para Totogalpa, donde iba transferido el guardia con el que vivía. La plática de la mujer con doña Elsita inspiró La María de los Guardias, grabada en un disco de los llamados 45 RPM que tenía al reverso a Panchito Escombros, contando con el apoyo de Horacio Borgen, ya fallecido, que a través de Sonorama dio a conocer a muchos artistas nicaragüenses, también Horacio fue el primero en grabar un LP de música del palo de mayo, con el grupo Ganma, ahora Dimensión Costeña.

María de los Guardias y Panchito Escombros, en poco tiempo alcanzaron una gran popularidad. Hasta la orquesta de la Guardia Nacional la ejecutaba, cambiando la letra, en lugar de decir “contra un hombre arrecho llamado Sandino”, decían: “contra un hombre malo…”. María de los Guardias, se hizo conocida en México por la interpretación de Lucha Villa.

El primer LP de Carlos fue Cantos a flor de pueblo. Después viene La calle de en medio, sigue la Misa Campesina Nicaragüense, obra musical que refleja el espíritu de la iglesia Popular Latinoamericana en su opción por los pobres. En el año 1977 otro disco LP El son nuestro de cada día, obtiene tres discos de oro en España.

Con el grupo Los de Palacagüina, ha recorrido gran parte de Europa y América. En los Estados Unidos de Norteamérica se ha presentado en muchas ciudades, igual que en Japón. Desde 1970, ganó en Costa Rica, el primer lugar de la canción centroamericana; en 1973, Panamá, el segundo lugar de la canción centroamericana y Panamá; en 1977, en Madrid, primer lugar festival de la OTI, con Quincho Barrilete.

En 1978, premio al mejor grupo de España: 1978, premio al compositor más destacado de España; 1979, premio Bravo de la Iglesia católica española a la obra Misa Campesina Nicaragüense; 1989, Orden Independencia Cultural Rubén Darío; en el año 2002, junto con su hermano Luis Enrique, recibió la distinción de la Organización Panamericana de la Salud, Campeones de la Salud.

Año 2003, a Carlos y Luis Enrique, la Universidad Nacional Agraria, les entrega el título de Doctor Honoris Causa. En el año 2003, a los hermanos Mejía Godoy, se les dedica el X Festival de la Canción Universitaria. En el año 2005, reconocimiento de la Academia Nicaragüense de la Lengua por sus aportes del habla popular.

Otros discos, en formato LP y CD, son: Guitarra Armada; Canto Épico al FSLN, la portada es tomada de un cuadro del pintor ecuatoriano, Oswaldo Guayasamín, quien personalmente autorizó el uso a Carlos y Luis Enrique; La tapisca, Tasba pri; Regresamos pues; El ave canta… aunque la rama cruja; Azúcar y pimienta; Astillas del mismo canto (Vol.. I y II), con Luis Enrique; Nicaragua es un chischil; Grandes éxitos (Vol.. II); Firuliche; Viva Sandino; Soy nicaragüense güegüense; Concierto por la paz; a dos puyas… no hay toro valiente, con Sergio Tapia; Bajo la sombra de Sandino; Leona de tiempo completo y Relincho en la sangre.

Carlos ha musicalizado algunos poemas como: Los cantos de Cifar de Pablo Antonio Cuadra, El Paraíso recobrado de Carlos Martínez Rivas, Oración para Marilyn Monroe de Ernesto Cardenal y Letanías a Catarrán de Guillermo Rothschuh Tablada. Recientemente, con el título de Apunta, dispara y canta, se dio a conocer un vídeo que contiene canciones de la revolución nicaragüense, un concierto en vivo en la Casa de los Mejía Godoy, ahora donde fueron Los Antojitos, costado oeste del Hotel Crowne Plaza. Figuran canciones de Carlos y Luis Enrique, entre ellas: Eran treinta con él, Hilachas de sol, Vivirá Monimbó, Cuando venga la paz, La tumba del guerrillero, Un gigante que despierta, Revolución, Compañero César.

AY NICARAGUA, NICARAGUITA

Por sobre la política y la ideología, el nicaragüense, dentro o fuera de su patria, se emociona cuando entona Ay Nicaragua, nicaraguita. Después de nuestro Himno Nacional, es uno de los cantos con el que más se identifican los nicas. Pero además, Carlos, como los viejos juglares y trovadores ha llevado al canto hechos y personajes, poemas, canciones anónimas, puesto letra a música como La flor de pino.

Es tan numerosa y de tanta calidad la obra de Carlos que resulta difícil decir cuál es mejor que otra canción, al final hay que hacer una larga lista. Además de las mencionadas, tenemos el Cristo de Palacagüina; Clodomiro el Ñajo, La Tula cuecho. Mención especial merece Las campesinas del Cúa, inspirada en un poema de Ernesto Cardenal. Son tus perjúmenes mujer, canción recopilada por los Bisturices Armónicos, la interpretación de Carlos y Los de Palacagüina, la convirtió en la canción más cantada del verano de 1977 en España.

RELINCHO EN LA SANGRE

Así como Carlos ha sido fecundo compositor, también lo es como progenitor, su cosecha tiene los nombres de Carlos Alberto, Jorge Eduardo, Carlos Alexis, Camilo, Augusto César, María Elsa, Carlos Luis y Xochitl Alondra. Varios han continuado la vocación musical de su padre, juntos hermanos y sobrinos forman el más completo clan en su género, expresado en el título del libro de Luis Enrique “Relincho en la sangre”.

El vídeo apunta, dispara y canta, recientemente dado a conocer, es como el cordón umbilical que aunque se corta es el que da la vida en la gestación. Así, Carlos, junto con su hermano Luis Enrique, son en el canto parte de la historia de la revolución sandinista

28 ago. 2008

Pronunciamiento en solidaridad con el P. Ernesto Cardenal

Estupefacto. No. Este nuevo golpe contra la dignidad de uno de los nicaragüenses más queridos y respetados de Nicaragua y el planeta nos llena de coraje e indignación. Pero ya no nos toma de sorpresa. Todavía está fresca en la memoria de todos, la desición arbitraria de la Familia Ortega de apropiarse, igual que Somoza, de mi obra musical, pasando por encima de todas legislaciones nacionales e internacionales de derechos de autor.

Su arrogancia sin límites los llevó, incluso, a fomentar el pirateo descarado de mis canciones, obsequiando sin ningún pudor, un CD, donde aparecen las siglas del partido gobernante, no así el nombre del autor, en un precedente vergonzoso totalmente inédito.

Quiero reconocer públicamente la actitud del Vicepresidente de la República, Dr.Jaime Morales Carazo, quien tuvo la gallardía y el decoro de declararse en contra de esta infamia, expresando su desacuerdo ante semejante barbarie.

Como pueden dar fe ustedes, en estos últimos días me he limitado a aparecer en los medios de comunicación –única y exclusivamente- para promover mi obra artística. Y esto lo decidí, con la esperanza de que la Sra. Murillo, tal como lo hizo hace varios años, decidiera retirar las obras de mi autoría, invadiendo los actos oficiales de música extranjera. Vale aclarar que de los barrios y sectores populares jamás despareció mi música y yo me sentí profundamente honrado, igual que hoy, ya que el pueblo-pueblo (no el “ Pueblo Presidente”) tiene pleno derecho sobre todas mi canciones.

Hace un par de semanas celebramos –a teatro lleno- nuestra Misa Campesina, como una jaculatoria plural y colectiva por la Paz de Nicaragua. Y, como la mejor muestra de tolerancia y hermandad, participaron incluso militantes del partido de gobierno.

Sin embargo, ahora que el danielismo se ha adueñado de las rotondas y las plazas, dizque para “orar contra el odio”, rubrican su campaña beatífica, ensañándose contra una de las figuras de prestigio moral e intelectual. Nuestro mayor poeta vivo: Ernesto Cardenal.

Ahora me preguntan los medios de comunicación: Qué pasó con la demanda interpuesta contra el Gobierno, de cara a las instancias jurídicas de este país? Yo invito cordialmente a las empresas de opinión, para que realicen una encuesta y le pregunten al pueblo:
Un sistema judicial corrupto, secuestrado por un pacto vergonzoso, va a emitir un veredicto a favor de un artista, que clama por sus derechos? La misma gente respondería: eso es gastar pólvora en zopilotes.

Pero eso si. Confío plenamente en las leyes internacionales y trasladaremos nuestra batalla a las instancias correspondientes para seguir luchando desde ahí por nuestra dignidad.

Mientras tanto le digo al Padre Cardenal: Querido Poeta, reciba en este abrazo el cariño y respeto de centenares de artistas que en este momento crucial están con usted hasta las últimas consecuencias.


Carlos Mejía Godoy
Managua, 28 de Agosto del 2008

22 ago. 2008

Canciones confiscadas

23 Julio 2008


Sergio Ramírez

Una tempestad de vituperios se ha desatado desde los medios de comunicación bajo control del gobierno de Daniel Ortega en contra de Carlos Mejía Godoy, el gran cantautor nicaragüense, por su decisión de vetar el uso de sus canciones para la propaganda oficial, en la que son usadas abundantemente porque evocan a la revolución de la que ahora sólo quedan ruinas, y que desde las alturas del poder se presenta como intacta, en un perverso juego de simulaciones.

Carlos, a quien se ha sumado su hermano Luis Enrique, cantautor también, explica su actitud: "En el contexto dramático que vive nuestro pueblo, amenazado nuevamente con otra dictadura familiar, réplica sórdida de la tiranía de los Somoza, no puedo permitir que mis canciones, inspiradas precisamente en el sacrificio e inmolación de miles de hermanos nicaragüenses, sirvan de fondo musical, para continuar -desde las tarimas enfloradas- la tragicomedia más vergonzosa de los últimos años". Y ha sido claro en decir que no quiere dinero, porque su música no está en venta. Solamente quiere que no se use.

Ortega ha hecho caso omiso, y las canciones de los Mejía Godoy han sido, en cambio, declaradas sujeto de confiscación, como si se tratara de un hato de ganado, o de una fábrica de productos lácteos. En un escrito del comandante Tomás Borge, antiguo ministro del Interior, se lee: "Es mi opinión que la formalidad legal, la cual puede dar origen a una demanda respaldada por la sociedad de autores españoles, no debe obligarnos a renunciar a esa obra que, quiérase o no, pertenece a la sangre de los caídos, tan respetada por los centenares de miles de nicaragüenses integrantes del FSLN…".

Frente a este desprecio de "la formalidad legal" en nombre de la sangre de los caídos, cae abatida la propia Ley de Derecho de Autor que rige en Nicaragua, y que garantiza a los creadores la propiedad de sus obras, como la garantizan la Declaración Universal de Derechos Humanos, y la Convención de Berna de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI).

Esta concepción atrabiliaria, de que los creadores individuales no son dueños del fruto de su talento, si no que lo es el pueblo que inspiró con sus gestas al artista, (y aquí debe leerse por pueblo un partido político), parecería inofensiva hoy en día, cuando los partidos únicos, dueños del pensamiento único, han venido siendo despojados en todas partes de sus viejas majestades. Pero ya se ve que no.

La primera dama Rosario Murillo afirma en otro escrito que Carlos Mejía Godoy no es sino "el instrumento del ritmo divino, que llegó a su cuerpo desde un lugar sagrado y desconocido", según la cita la revista Time. Y no deja dudas de su voluntad cuando dice también, en una proclama, que "en la vida hay cosas que no nos pertenecen personalmente. Que no tienen dueño. Que no son de propiedad, ni particular ni privada. Los muertos, por ejemplo. La esperanza colectiva, la creación colectiva, el dolor colectivo. Los triunfos colectivos."

El viejo peso de lo colectivo. Y en la inmovilidad histórica que el poder total demanda, todo se congela. Los muertos, por ejemplo, que de esta manera también resultan confiscados, para no hablar de la revolución misma, confiscada también desde su raíz, y privatizada a favor de una familia.

Hoy, los papeles se han trocado de manera dramática en Nicaragua, y de la gesta revolucionaria, que es la que precisamente los Mejía Godoy iluminan en sus canciones, sólo quedan las bambalinas y los telones desgarrados, el escenario comido por la polilla. Los muertos que fueron a morir por aquella causa despertarían hoy asombrados de lo que es el nuevo escenario de poder, que representa todo lo contrario de lo que aquellas canciones exaltan.

Y sobre esas canciones, lo que se quiere imponer es el viejo sello ya sin tinta de lo colectivo: esperanza colectiva, creación colectiva, dolor colectivo, triunfo colectivo, toda una fantasmagoría que se agita en contorsiones patéticas, desprovistas sus figuras de sustancia, y de sentido ético. La épica de los héroes vuelta comedia de esperpentos, y que si en algún lugar permanece íntegra es en la música de Carlos y Luis Enrique.

Este concepto de que el pueblo, visto en la abstracción como una totalidad unánime se encarna en el partido total, lo dice sin ocultamientos la señora Murillo: "el canto de Carlos, a pesar de él mismo, seguirá siendo del Frente. Del Frente Sandinista que hizo la Revolución, y que desde esa lucha mítica, los inspiró y dictó. Del Frente Sandinista, que seguirá, además, revolucionando la historia".

Razones más que suficientes del poder arbitrario para confiscar el patrimonio creativo de unos artistas, en nombre de un partido al que se da el papel imposible de dueño de la historia, y el más imposible aún de seguirla revolucionando.

Masatepe, junio del 2008.

Mavilla: Maria de los Guardias por Lucha Villa

Mavilla: Maria de los Guardias por Lucha Villa

14 ago. 2008

Con olor a éxito

María Teresa Pérez
END - 20:51 - 13/08/2008

La espiritualidad se hizo sentir por más de 40 minutos en un recorrido por la tradicional misa campesina, misma que desde hace 30 años popularizó el talento e ingenio de Carlos Mejía Godoy.

El espectáculo se realizó durante dos días consecutivos en el Teatro Nacional, para celebrar los 30 años de carrera artística y 35 de proyección internacional del compositor de “Quincho Barrilete”. La noche alcanzó el clímax colmado de emoción, al unísono el público se hizo partícipe de cada letra que despuntaba en sollozos de algunos que vivieron una auténtica misa campesina.

La invitada especial de la noche fue Norma Helena Gadea, quien imprimió fuerza con un toque de sublimidad a cada interpretación en este encuentro espiritual y fiesta de adoración con arte pinolero.

Sorpresas y aromas de libertad
Tal como se había anunciado, la agenda siguió su curso con la presentación del último disco de Carlos Mejía, un emotivo homenaje rendido por importantes figuras del pentagrama español: Paloma San Basilio, José Luis Perales, Consorcio, entre otros, de importante trayectoria internacional.

En pantalla gigante se proyectaron las imágenes de la realización y ensayos del disco “Aromas de libertad”. En éste participaron desde Nicaragua Luis Enrique Mejía Godoy y Luis Enrique (El príncipe de la salsa).

La sorpresa de la noche hizo brotarle las lágrimas, pues fue un mensaje del príncipe de la salsa.

“Uno nunca se acostumbra a estas emociones, fue una gran sorpresa, la más grande”, dijo entre sollozos.

Reconocimientos
Como lo había prometido en días anteriores Carlos Mejía Godoy, a través de la Fundación Mejía Godoy, se entregaron reconocimientos a los “Bisturices armónicos”, recopiladores de más de 100 temas anónimos.

El espectáculo también fue propicio para reconocer públicamente la labor destacada de Jessica Aguilera y Juan Manuel Zeledón, procedentes de Somoto, y quienes han hecho una sobresaliente labor en los Juegos Olímpicos de Beijing.

28 jul. 2008

DE ESTRELLAS ROBADAS Y ESTRELLAS FUGACES

Respuesta a Jacinto Suárez de Luis Enrique Mejía Godoy

“El cantor no tiene estrella porque es dueño de la noche,
cuando llora su guitarra se llena de mariposas…!
(Fragmento de mi canción Cantor de manos jodidas, 1974)

Sin duda alguna, como nos los recuerda Jacinto Suárez, “ La pasión estimula el talento de los hombres en los grandes momentos de la historia…” Yo le agrego, también el talento de las mujeres y no solo en los grandes momentos, sino en los que parecen insignificantes. En los días de tormentas que nos acechan diariamente y también en los días de sequía, cuando “las musas han decidido irse de vacaciones” como nos ha cantando Joan Manuel Serrat. Y estos momentos, precisamente, quedan perennizados porque los creadores, artistas, recreadores de la vida, los poetas, los pintores, los músicos, los cantautores, somos capaces, corriendo todos los riesgos, de producir arte. “danto a nuestro país, aliento espiritual y permanencia histórica…” como ha dicho recientemente el doctor Alejandro Serrano Caldera. Darle una bella forma a una piedra. Describir un hermoso amanecer (sobre todo, si todavía es apenas una tentación…), o hacer un “poema de amor” a la patria (como el de Roque Dalton a su Pulgarcito de América) a propósito de la anécdota que nos cuenta Jacinto de la estrella reclamada por el supuesto guerrillero salvadoreño. No sé si los derechos de autor de este relato, que parece una ficción, sean de nuestro amigo Jacinto Suárez, porque no lo conozco como cuentero…

Sigue diciendo Jacinto Suárez, que “cuando los hombres se deciden a participar en una empresa revolucionaria, militante, significa que renuncian a su individualidad….” Yo prefiero renunciar al individualismo… No se me hubiera ocurrido nunca antes que me sería más fácil distinguir ahora entre “empresa revolucionaria” y “causa revolucionaria… Si no me equivoco, mi hermano Carlos en su canción “No se me raje mi Compa” habla de la “Causa Sandinista”… Pero quizás ahora esta canción no tenga vigencia porque precisamente han convertido la causa sandinista en una empresa de sandinistas. Y conste que no es un juego de palabras… Lo que más bien deseo es dejar de jugar con las palabras y pasar a los hechos.

Voy ahora al comentario directo que Jacinto Suárez, viejo militante del FSLN, (antes que Daniel Ortega), guerrillero urbano, prisionero político hasta 1974 que fu e liberado por la acción del Comando dirigido por Eduardo Contreras en la toma de la casa de Chema Castillo el 27 de diciembre de 1974. Fue embajador del gobierno sandinista en la URSS, y ahora es diputado del Parlamento Centroamericano y uno de los defensores más fervientes del Danielismo. Por cierto, en esa liberación de prisioneros políticos de 1974, el único que no fue puesto en libertad fue mi gran amigo y compañero de colegio Polo Rivas Alfaro. Pero este es otro cuento aún no escrito.

Mi hermano Carlos, junto al Trío de los Hermanos Duarte, el Indio Pan de Rosa y yo, cantábamos esa noche del 27 de diciembre en San Marcos, Carazo, compartiendo el escenario nada más ni nada menos que con la militante sandinista y también cantautora, la chinita Arlen Siú. Recuerdo que fue la última de una serie de actividades político-culturales que realizamos en León, Granada, Estelí, Masaya y en algunos barrios de Managua. Actividades solidarias pro liberación de los prisioneros sandinistas. Este fue un momento muy importante e inolvidable en nuestras vidas como cantautores de causas, riesgos y azares… Ese fue el último año que pude regresar a Nicaragua de Costa Rica y el año también que escribí mis canciones Venancia, Alla va el General, La Herencia y Para luchar y quererte. Para entonces, Carlos ya había escrito El Cristo de Palacagüina, Pachito Escombros, Terencio Acahualinca, La Consigna y No se me raje mi compa.

Jacinto dice, afirma, más bien, que ”Carlos Mejía se fue (del FSLN) y quiere llevarse sus canciones” e insiste, “Esas canciones ya son del pueblo de Nicaragua, ya no te pertenecen más…” , amenaza Jacinto. De dónde habrá sacado que Carlos o yo, o cualquier cantautor nicaragüense hayamos afirmado que las canciones no son del pueblo…? Entonces para quién escribimos? Para una Cúpula?. Quién y cuándo hemos impedido que “el pueblo” cante nuestras canciones? Por qué se quiere seguir confundiendo a la opinión pública con este cuento chino y no acepta el gobierno Ortega-Murillo y el FSLN y sus medios oficiales, que lo que le seguimos exigiendo es que no utilicen nuestras canciones para sus actos partidarios?

Jacinto dice además dice de mi hermano CArlos, que “ese fue su aporte y si se va, no puede venir a llevárselas…” Le queremos recordar a Jacinto que nuestro humilde aporte también fue recaudar muchísimo dinero para la causa del FSLN con nuestros conciertos en todo el mundo. Dinero que nunca pasó por nuestras manos y siempre fue directamente a los responsables del FSLN. Que renunciamos a nuestros Derechos de Autor y Regalías Artísticas desde 1978 hasta después del 90. Que nunca recibimos un centavo por componer, grabar o difundir estas canciones que nacieron (sin encargo alguno, aunque nosotros asumíamos que era como una tarea que nosotros mismos nos planteábamos como simpatizantes y después como militantes del FSLN). Pero no una canción, o dos, o tres, un himno o una viñeta publicitaria para llamar al pueblo a la plaza cada 19 de Julio. No Jacinto, una obra entera, decenas de canciones que junto a las más “militantes”, todas registradas legalmente, también nos pertenecen las de los personajes populares, las que nacieron del asombro ante la belleza de nuestra naturaleza y nuestra identidad mestiza. Las canciones del Canto Epico y de Guitarra Armada, las canciones de La Misa Campesina Nicaragüense… todas ellas, por supuesto, un modesto aporte, comparándolo con la vida entregada, la sangre derramada y el sacrificio de muchísimos nicaragüenses en la larga lucha contra la dictadura. Pero sí nos sentimos orgullosos y estamos convencidos de que la canción fue, es y seguirá siendo una herramienta efectiva para convocar a las causas más nobles o simplemente cantarle al amor y a las cosas cotidianas con la misma dignidad y la misma coherencia.

Lo curioso es que hace unos años, precisamente, cuando nosotros (Carlos y yo) decidimos “apartarnos del FSLN”, o simplemente no volver a participar en ningún acto político del partido (que gobernaba en esos años desde abajo). En silencio, sin insultos ni amenazas, sin rencores ni revanchismo, fuimos testigos de la “censura” que (no puedo afirmar de dónde vino ni de quién fue la iniciativa) desde el mismo FSLN se dio la orden de no volver a tocar las canciones de los Mejía Godoy… Y fue entonces que El Pueblo Unido y el Venceremos, (ambas compuestas por el compositor Sergio Ortega y grabadas por los grupos Quilapayún e Inti Illimani), fueron las canciones que sustituyeron a las nuestras… No sé si estas canciones extranjeras, alguien pueda creer que realmente son patrimonio del pueblo nicaragüense. Yo estoy seguro que fueron registradas en alguna Sociedad Chilena o de otro país por sus autores. Todas las canciones de Víctor Jara , Violeta Parra, Daniel Viglietti, Alí Primera, Leon Gieco, Atahualpa Yupanqui, están protegidas por la Ley de Derechos de Autor Moral y Patrimonialmente que nadie les puede arrebatar y que es la mismísima Ley que nos da el derecho en nuestro país de hacer con nuestra obra lo que queramos y decidamos.


Jacinto, entiendo que sos abogado de profesión y deberías, especialmente vos, saber que este es un problema jurídico, pero principalmente MORAL. Por eso tenemos que recurrir a la Institución que en nuestro país aplica Justicia porque creemos que solo fortaleciendo y defendiendo la independencia de los poderes del estado y sus instituciones podremos, en un futuro, ojalá no muy lejano, acercarnos a la construcción de una democracia. Pero existe una desobediencia total de nuestra prohibición y desautorización por parte del gobierno y tu partido. Luego decís Jacinto, que “un creador como Carlos Mejía se convierta en un egoísta queriendo privatizar lo que le pertenece al pueblo” No es todo lo contrario? O estoy loco? No es que el FSLN y el gobierno de turno quiere “privatizar” nuestras canciones?, Claro, a favor de la empresa partidaria. Es decir, no solo se conforman con “piratear” con el mayor descaro nuestras canciones en CD y DVD, regalarlos, venderlos, o hacer con ellos los que le venga en gana, sino que además quieren confiscarnos nuestra obra para beneficio, uso y abuso de parte de un partido con el cual hace mucho tiempo no queremos nada y no tenemos nada que “negociar” porque aquí el dinero no puede comprar nuestra dignidad.

Es triste lo que pasó el otro día, cuando equivocadamente, y ya lo hemos explicado hasta el cansancio, y por esa razón Carlos se disculpó públicamente, un periodista “especialista en provocación” miembro del staff de Radio Ya y Canal 4TV, encargados en lanzar injurias y calumnias sistemáticamente no solo contra Carlos sino contra nuestra familia y nuestro honrado trabajo de artistas, recibió un golpe de parte de mi hermano Carlos. Vos Jacinto, lamentás el hecho y nosotros también, pero contás, para ponerle más condimento al bochinche, que una visitante extranjera hizo un comentario al respecto de que Carlos se había convertido en un “energúmeno”. Y si yo te dijera que muchísimos visitantes que vinieron a la función circense del 19 de Julio, nos dieron palabras de aliento y de solidaridad, lo creerías…? Y creerías también si te digo que hemos recibido miles de correos electrónicos y llamadas telefónicas solidarizándose con nosotros de todas partes del mundo…? O simplemente, cuando viajamos al exterior y nos preguntan qué es lo que está pasando en Nicaragua, a mi se me hace muy doloroso explicarlo…

Por qué tanto odio Jacinto? Por qué no entender que la libertad no es mantener a tu prójimo como tu rehén? Sé que desde muy joven fuiste preso político y que te torturaron y sufriste todo tipo de vjámenes…Vos citás a Bertol Brecht como para decir que no somos o fuimos “inprescindibles”...
Nunca hemos ni siquiera pensado que fuimos o somos indispensables... todo lo contrario. Fuimos más bien hechos por la historia de Nicaragua y de América Latina, y ahora es momento de definiciones. No por eso, tenemos la “obligación” de militar en el FSLN, supuestamente el único partido político de izquierda en Nicaragua o el único revolucionario. Yo te quiero recordar a nuestro poeta y guerrillero sandinista Leonel Rugama, que en uno de sus más tremendos poemas (derechos de autor propios y de sus herederos, hasta después de 70 años de su muerte) en su libro “La tierra es un satélite de la luna” (Editorial Nueva Nicaragua, 1983), dice textualmente al final de su poema Como los Santos: “Y esto cuéntenselo a todo el mundo, platíquenlo duro, platíquenlo siempre, con la tranca en la mano, con el machete en la mano, con la escopeta en la mano… Ya platicamos! AHORA VAMOS A VIVIR COMO LOS SANTOS… “ Y eso es lo que intentamos con nuestras canciones, contárselas y cantárselas al pueblo con la guitarra en la mano y en voz alta…. Habría que verle la cara al muchacho “que salió del seminario pa´meterse a la guerrilla…”, ahora que algunos viven “revolucionariamente” relajados y con salarios nada despreciables... Llenan de carteles las calles y carreteras de Managua y los pueblos con la imagen del Caudillo: “El Pueblo Presidente”. Convocan a casi un millón de nicaragüenses hambrientos no solo de pan, sino de justicia para repetirles mil veces el nombre del que se supone es el “relevo histórico” de Carlos Fonseca Amador, y desde la tribuna sonríe, alza las manos y aplaude y como frente a un karaoke cantan La Consigna que suena en nueva versión amplificada por los poderosos equipos de audio, mientras una lluvia del papelillo cae desde una avioneta sobre la multitud, como en un show de farándula… Ahora, recurro a la canción de Silvio Rodríguez (Derechos reservados del autor en la EGREM de Cuba y en la SGAE de España) “Ojalá que el deseo se vaya tras de tí a tu viejo gobierno de difuntos y flores…”

Pero estos difuntos y estas flores no tienen que ver nada con los mártires y los héroes de aquella hermosa Revolución Popular Sandinista que fue traicionada… Más bien, tiene que ver con el cadáver, las cenizas, los despojos, de lo que pudo haber sido y no fue… Con flores que adornan esa enorme tribuna, pasarela, tinglado portátil que con el dinero del pueblo se monta y desmonta como una super producción de ficción de Hollywood, con guiones escritos, de acuerdo a la coyuntura, para darle música, pan y circo al pueblo… Por eso Jacinto, es que precisamente, no queremos, que nuestras canciones, de las cuales jamás nos arrepentiremos de haber escrito para un proceso tan hermosos y revolucionario que defendimos siempre, hoy, como cualquier anuncio comercial, sean utilizadas junto a canciones de la Misa Campesina (prohibida por el Vaticano que contrasta con el Padrenuestro de Chávez, bendecido por Monseñor Obando), La Mora Limpia de Justo Santos y Nicaragua Mía de Tino López Guerra, música utilizada de fondo, para vender un producto de consumo en el que nadie cree.

En cuanto a las “marchas blancas” me parece que es un problema de apreciación porque realmente son, como la bandera, azul y blanco. Pero quizás, desde tu perspectiva, las marchas deben ser rojinegras, con algunos matices de la bandera y el escudo nacional diseñado con colores pastel, y una bandera nueva, recién inventada, como un anuncio de pintura, con el slogan o consigna (que para el caso es lo mismo) Consejo de Participación Ciudadana.

Por último, ya como para rematar el odio, el rencor y la rabia, le reclamás a Carlos hacer ahora canciones para los vivos y no para los muertos. Esto me recuerda que cuando hicimos el Canto Epico al FSLN nosotros no queríamos hablar del Comandante Tomás Borge ni del Comandante Cero, ni de ningún personaje que había sobrevivido a la represión y la guerra de Somoza. Pero en el Corrido al Palacio, mencionamos a Tomás como el único sobreviviente de los fundadores del Frente, y Pastora quedó fuera del texto porque ya andaba en su propio rollo de ARDE en Costa Rica. Así es la historia. Ahora Edén vuelve. No nos arrepentimos de nada, pero tampoco creo que ahora, Carlos tenga que explicarte las razones que tuvo para escribir una canción A Herty Levites cuando aún estaba vivo. Yo le compuse otra cuando murió y creo que las dos tienen el mismo valor: la honestidad con que fueron escritas para alguien que estimábamos. Esto me hace pensar que vos sos de los que no entendés que la historia de nuestro país, muy a pesar de algunos, ha ido cambiando. Que ahora no tenemos que pedirle permiso a nadie para escribir lo que queramos. Que no hay un ejército ni una policía represora ni una oficina de censura como en tiempos de Somoza. Que el grito de “Dirección Nacional Ordene” desapareció hace mucho tiempo. Aunque creo que dentro de la estructura partidaria todavía se le trata al Secretario General del FSLN y presidente de la República como “el hombre”, “el man”, es decir, el caudillo, el poder absoluto, el ungido, la verdad inequívoca, etc. etc.

La verdad Jacinto, tu artículo me inspiró. Porque me ha hecho reflexionar aún más en estos días. Yo creía que solo íbamos a tener criticas de los fanáticos que nos han estado “pasando la cuenta” desde los medios de comunicación Radio Ya y Canal 4TV., y no de gente tan preparada como vos. Hacer público tu pensamiento es un derecho que también nosotros lo defendemos. Siento mucho no coincidir casi en nada con lo que, en una página, brevemente, pudiste condensar tus comentarios absurdos, una especie de paranoia que percibo en algunos militantes del FSLN.

No somos estrellas ni fugaces ni robadas. Somos hijos Nicaragua y de Sandino y seguiremos siéndolo (aunque supongo que los derechos de autor de la bandera rojinegra y del nombre Sandinista Uds. los tienen registrados, no?, es decir hay una Ley para eso que hay que respetar…) Somos también hijos de un tiempo feroz que intentamos cambiar sin recurrir a la violencia. Hijos de una patria que sigue siendo maltratada. Pero nuestro canto no está a la defensiva. Nuestras nuevas canciones, y son muchas por cierto, prefieren hablar de esperanza y de futuro. Sabemos que no volverá el pasado (como dijo el poeta José Coronel Urtecho) pero hay quienes viven todavía en los años ochenta… No podemos olvidar ese pasado en el que quisimos reconstruir nuestro país, pero no podemos estar atados a ese capítulo de nuestra historia.

No sé si Carlos se tomará el tiempo para responderte personalmente. O escuchará tu propuesta: “Carlos, recapacitá, aún podes con tu garganta cansada por tantos conciertos que distes, por tantas y tantas canciones que hiciste, poder cantar sin confrontar, aún podes vivir sin luchar…”

Yo decidí escribir mis comentarios como respuesta a tu artículo para reafirmar una vez más, no solo mi solidaridad con él, sino para decirle a todos los que puedan leer esta respuesta, que Carlos, mi hermano, ha sido para mi un gran ejemplo a seguir... Ahora somos más bróderes, más unidos, como nos hizo el canto popular y la Revolución del 79, más humanos. La lucha continúa. Aún nos queda voz.


Luis Enrique Mejía Godoy
Nicaragüita, 27 de Julio, 2008
Aniversario del nacimiento de nuestro padre, el Chas Mejía Fajardo

DE ESTRELLAS ROBADAS Y ESTRELLAS FUGACES

JACINTO SUAREZ ESPINOZA

La pasión estimula el talento de los hombres en los grandes momentos de la historia. Aún en el lado equivocado es válido. La lucha revolucionaria contra la dictadura en Nicaragua generó heroísmo, talento, pasión, creación y a parte de todos los que nos involucramos en ella. Los años ochenta de la defensa contra el enemigo de la humanidad nos mantuvo unidos como opción política y patriótica, después del 90 tanta gente cambió.

Cuando los hombres se deciden a participar en una empresa revolucionaria, militante, significa que renuncian a su individualidad. Se entregan y se dan ellos y lo que producen por la causa. Otra cosa es que ellos permanezcan en ese compromiso toda la vida.

Hace algunos años un jefe guerrillero famoso en El Salvador decidió desertar de las filas revolucionarias. Al retirarse pidió que le devolvieran su aporte. La estrella de la bandera del FMLN. "Yo la puse, yo me la llevo".

Esa bandera ya no era de él. Es de su partido. Obviamente la bandera quedó en el mismo lugar donde él alegaba haberla puesto.

Ya eso no es de él, Es de la causa por que así lo entregó. Si él se fue, lo que es del partido, se quedó en el partido.

En la historia revolucionaria de Nicaragua no se puede exceptuar las cosas de quienes se van, quienes se cansan. Quienes se retiran y quienes parten de su vida la entregan a la causa.

Recordemos a Brecht: "los que luchan un día, los que luchan un año y los que luchan siempre". Todos son buenos, pero algunos deciden dejar de ser imprescindibles.

Carlos Mejía Godoy se fue. Quiere llevarse sus canciones. Esas canciones ya son del pueblo de Nicaragua, ya no te pertenecen más.

Ese fue su aporte y si se va, no puede venir a llevárselas, además, es un imposible creer que alguien se pudo haber llevado "Pueblo Unido", o la "Internacional" o la "Marsellesa". Son canciones que representan el patrimonio del pueblo.

Si él pretende convertirlo en jurídico, habrá que ver si tiene validez o no. Lástima. Un creador como Carlos Mejía se convierta en un egoísta queriendo privatizar lo que le pertenece al pueblo.

En días recientes, una visitante extranjera me dijo: que lástima que Carlos Mejía con canciones tan lindas como las que produjo en su época, lo ví ahora en la televisión convertido en un energúmeno ¿Porqué los hombres cambian tanto?

Carlos, recapacitá, aún podes con tu garganta cansada por tantos conciertos que distes, por tantas y tantas canciones que hiciste, poder cantar sin confrontar, aún podes vivir sin luchar.

¿Será que tu garganta cansada que ya no quieres dar gratuitamente a la causa, has encontrado mejores lugares donde ser apreciado?

Las marchas blancas parecen indicar que ese es tu camino Carlos Mejía, el de las grandes canciones, tuvo mérito indudable.

Le cantó a la épica, le cantó a los mártires, le cantó a los muertos. Pero ese mismo Carlos Mejía después le cantó a los vivos. ¿No es contradictorio que le hayas hecho una canción a Herty Lewites en vida?

¿Herty Lewites tenía la misma estatura como la tiene Carlos Fonseca o Eduardo Contreras?

¿Porque lo hizo, porque lo hiciste Carlos? La respuesta es tuya.

Te comprometiste siempre a cantarles a los héroes y terminaste cantándole a los vivos.

23 jul. 2008

El “Cristo de Palacagüina” de Carlos Mejía Godoy

END - 21:22 - 22/07/2008

Francis Bustos Ortez, Msc
“Esto también te pertenece”.


Estimado Carlos, la mañana del pasado 13 de julio de 2008, leí el reportaje publicado en EL NUEVO ODIARIO, que narra parte de tu invaluable obra artística. Me cautivó el nacimiento de tu “Cristo de Palacagüina”. Como sobrina de Miguel Ángel, te expreso mi más franco agradecimiento por el tributo que le rindes cada vez que haces palpitar tu acordeón, y por todos esos destellos, que duermen y despiertan con vos, para escribir tu poesía social hecha cantar.

Carlos, tu Cristo nace un 4 de noviembre de 1907 en la hacienda El Recreo, jurisdicción de Mozonte, municipio de Nueva Segovia; hijo mayor del matrimonio de José Salvador Ortez Marín y Clotilde Guillén. Los Ortez fueron tradicionalmente Conservadores, desde el tatarabuelo Julián Ortez hasta su padre. Dn. Julián está citado en la historia, en la época de los Timbucos y Calandracas, nominado candidato a la dirección de Estado en aquellos tiempos. Es posible que haya militado en las filas de Dn. Fruto Chamorro. Sus descendientes fueron legitimistas, en épocas anteriores a Sandino.

Tu “Cristo de Palacagüina” físicamente era de estatura pequeña, tez blanca, cabello rubio, ojos azules. Sus antepasados descendían de europeos del sur de Francia, frontera con España, de un pequeño poblado llamado Ortez. Tan finas eran sus facciones que de pequeño fue elegido como ángel en los altares y procesiones religiosas de aquel tiempo. Ya un poco mayor, en su hacienda El Recreo, Miguel Ángel se hizo experto tirador de venados, y por su carisma líder nato en la región.

Cursa estudios primarios en el Colegio Don Bosco, de Granada; en 1925 su padre lo envía a León para iniciar sus estudios de secundaria en el Instituto de Occidente, los cuales interrumpió en 1926 al estallar la guerra civil en mayo de ese mismo año. En los disturbios de la guerra civil no tomó parte, ayudó a su familia en la labores de la hacienda. Transcurrió el período de la guerra civil, y aún en los primeros meses de ocupación norteamericana, en 1927, continuó trabajando junto a su padre.

A finales de 1927 un grupo de disidentes conservadores conducidos por Anastasio Hernández -- tildado de asesino --, al terminar la guerra civil asesinaron a liberales, sobre todo en Mozonte, y en otras localidades. Es entonces cuando liberales de Ocotal depositaron en manos de Miguel Ángel pertrechos militares, a fin de capturar a Anastasio. Para esta época se desconocía su paradero. Los rumores eran que andaba un grupo armado bajo el mando de un general llamado Gregorio Ferrera. Poco tiempo después se supo que el citado Ferrera era el propio Miguel Ángel Ortez.

En las memorias escritas por el sandinista Santos López, habla de que el General Sandino tuvo conocimiento del General Ferrera, y lo invita a unirse a sus filas. En lo sucesivo fue figura destacada, casi siempre permanecía en la zona de Cuje, jurisdicción de Totogalpa, desde donde incursionaba con periodicidad y victoria. Pero en la madrugada del 14 de mayo de 1931, la columna del Gral. Ortez se infiltró en la ciudad de Palacagüina, rodeando el cuartel de la Guardia Nacional. Los soldados estaban a punto de aniquilar la guarnición de guardias y marines, cuando el raso GN, José López, logró distinguir en la penumbra a un atacante que se acercaba al cuartel. El soldado GN disparó un proyectil, acertando en el abdomen de Miguel Ángel. Sus tropas lo auxiliaron y lo llevaron a casa de la Sra. Juana Martínez.

Carlos… tu “Cristo de Palacagüina”, agonizante dio sus últimas órdenes:
“Déjenme aquí y llámenme a los oficiales”. Cuando estos llegaron, les dijo: “No temo ser capturado…sé que voy a morir, quiero nombrar como jefe de mi columna al Gral. Juan Pablo Umanzor, a quien deberán obedecer”. Seguidamente falleció… a los 24 años de edad. Eran las 04:15 de la madrugada, cuando sus soldados salieron de Palacagüina con el cadáver para sepultarlo al pie del cerro El Sua, aproximadamente, a 6 kilómetros de Palacagüina.

En carta fechada del 22 de mayo de 1931 y dirigida a su lugarteniente, el Gral. Augusto César Sandino escribe…

Mis queridos hermanos:

Terriblemente impresionados nos hemos sentido, al tener la fatal noticia de haber sucumbido en el combate de Palacagüina, nuestro queridísimo hermano y glorioso Gral. Miguel Ángel Ortez y Guillén. Nuestros corazones se sienten embargados de pesar, y en medio del pesar se nos vienen oleajes de cólera mayor contra el enemigo…

Patria y Libertad.

(f.) A.C. Sandino.


Carlos, te acompaño en tu lucha, a fin de que ningún partido político -- sin tu autorización --, haga uso de lo que por ley te pertenece; adelante compañero…hasta la victoria siempre.


licbortzf@yahoo.com