28 ago. 2008

Pronunciamiento en solidaridad con el P. Ernesto Cardenal

Estupefacto. No. Este nuevo golpe contra la dignidad de uno de los nicaragüenses más queridos y respetados de Nicaragua y el planeta nos llena de coraje e indignación. Pero ya no nos toma de sorpresa. Todavía está fresca en la memoria de todos, la desición arbitraria de la Familia Ortega de apropiarse, igual que Somoza, de mi obra musical, pasando por encima de todas legislaciones nacionales e internacionales de derechos de autor.

Su arrogancia sin límites los llevó, incluso, a fomentar el pirateo descarado de mis canciones, obsequiando sin ningún pudor, un CD, donde aparecen las siglas del partido gobernante, no así el nombre del autor, en un precedente vergonzoso totalmente inédito.

Quiero reconocer públicamente la actitud del Vicepresidente de la República, Dr.Jaime Morales Carazo, quien tuvo la gallardía y el decoro de declararse en contra de esta infamia, expresando su desacuerdo ante semejante barbarie.

Como pueden dar fe ustedes, en estos últimos días me he limitado a aparecer en los medios de comunicación –única y exclusivamente- para promover mi obra artística. Y esto lo decidí, con la esperanza de que la Sra. Murillo, tal como lo hizo hace varios años, decidiera retirar las obras de mi autoría, invadiendo los actos oficiales de música extranjera. Vale aclarar que de los barrios y sectores populares jamás despareció mi música y yo me sentí profundamente honrado, igual que hoy, ya que el pueblo-pueblo (no el “ Pueblo Presidente”) tiene pleno derecho sobre todas mi canciones.

Hace un par de semanas celebramos –a teatro lleno- nuestra Misa Campesina, como una jaculatoria plural y colectiva por la Paz de Nicaragua. Y, como la mejor muestra de tolerancia y hermandad, participaron incluso militantes del partido de gobierno.

Sin embargo, ahora que el danielismo se ha adueñado de las rotondas y las plazas, dizque para “orar contra el odio”, rubrican su campaña beatífica, ensañándose contra una de las figuras de prestigio moral e intelectual. Nuestro mayor poeta vivo: Ernesto Cardenal.

Ahora me preguntan los medios de comunicación: Qué pasó con la demanda interpuesta contra el Gobierno, de cara a las instancias jurídicas de este país? Yo invito cordialmente a las empresas de opinión, para que realicen una encuesta y le pregunten al pueblo:
Un sistema judicial corrupto, secuestrado por un pacto vergonzoso, va a emitir un veredicto a favor de un artista, que clama por sus derechos? La misma gente respondería: eso es gastar pólvora en zopilotes.

Pero eso si. Confío plenamente en las leyes internacionales y trasladaremos nuestra batalla a las instancias correspondientes para seguir luchando desde ahí por nuestra dignidad.

Mientras tanto le digo al Padre Cardenal: Querido Poeta, reciba en este abrazo el cariño y respeto de centenares de artistas que en este momento crucial están con usted hasta las últimas consecuencias.


Carlos Mejía Godoy
Managua, 28 de Agosto del 2008

No hay comentarios: