4 jul. 2008

Despiden a “Calulo” de la Ya

Por no atacar a Mejía Godoy

Yader Luna

politica@laprensa.com.ni

El polémico reportero Calixto Valle Rugama, conocido como “Calulo”, fue despedido de la Nueva Radio Ya supuestamente por no atacar al cantautor Carlos Mejía Godoy.

Según Valle Rugama, el director de la Nueva Radio Ya, Denis Schwartz, le había encomendado un reporte especial para “darle duro (atacar)” a Mejía Godoy, quien ha prohibido a este medio y al Gobierno utilizar sus canciones.

“Yo vivo en un terreno regalado por Carlos Mejía (...) y va contra mis principios atacar a mi hermano del alma, aunque ellos dijeron que era un mal agradecido”, aseguró el reportero que, dijo, prefirió ser “corrido”.

Al ser consultado, Schwartz sólo dijo que “Calulo” no fue despedido por ese motivo.

2 jul. 2008

Cada artista tiene derecho a evitar que su obra fortalezca la opresión (END - Opinion)

Fernando Bárcenas*
END - 20:12 - 01/07/2008

“Hay un falso concepto de la política porque, desgraciadamente, esta actividad científica ha pasado a manos de ignorantes condicionados y arribistas inmorales”.

Manolo Cuadra
Carlos Mejía y su hermano Luís Enrique Mejía, seguramente están entre los más destacados cantautores nicaragüenses vivientes. Con su obra musical han contribuido al enriquecimiento del patrimonio cultural de Nicaragua y, desde ese ámbito artístico, han fortalecido la conciencia nacionalista y el proceso histórico de lucha por la democracia.

El orteguismo pretende, ahora, usar sus canciones en actos partidarios, para consolidar un régimen absolutista, en contra de la voluntad de los cantautores. La cultura refleja las contradicciones sociales, por ello, las clases reaccionarias intentan siempre convertirla en un instrumento ideológico de su imposición hegemónica.

La música de los compositores Mejía Godoy no sólo encierra la influencia poética del movimiento vanguardista. Con ella, efectivamente, exaltan las tradiciones del folklore, la irreverente picardía popular, el seductor escarceo de la muchacha humilde, la fiereza con que el trabajador del campo intenta cultivar la tierra. Además del sentimiento romántico, en hermosos boleros, los hermanos Mejía revelan en sus obras musicales el inconsciente colectivo del pueblo, a través de la psicología existencial de personajes populares producto de su inspiración. En otra vertiente de su música, los Mejía Godoy también describen con pasión provinciana la textura epicúrea de nuestra tierra tropical, su naturaleza exuberante y generosa que asalta con lujuria los sentidos.

Pero, sobre todo, su música expresa la lucha del pueblo por encontrar una salida nacional, democrática y progresiva. Donde fuera que su creación artística buscara inspiración --durante los largos años de la tiranía de Somoza-- su obra de trovadores encontraba a flor de piel el impulso recóndito del alma nacional que reclamaba dignidad. Volvieron, entonces, su actividad musical, primero, hacia la resistencia nacional --como hiciera el movimiento literario de vanguardia-- para hallar raíces ideológicas más profundas, de una cultura propia. Encontraron, así, el surco fértil de la decencia nacional tras las huellas de Sandino (que en su gesta heroica no pedía ni un palmo de tierra para su sepultura).

Como no han existido en nuestro país luchas obreras decisivas, de vanguardia política, es comprensible que no encontremos manifestaciones culturales socialistas. Salvo, quizás, en algunos poemas de Manolo Cuadra.

“Soplarán de los puntos cardinales / vahos vigorizantes de enviones proletarios: / algo que no sospechan las democracias: / espíritu de Rusia, cultura americana, / pues, en la misma gleba donde la bota hercúlea / tornó la arcilla estéril; / han de surgir, violentos, los estandartes nuevos.”

Manolo es el único poeta vanguardista que militó en un partido socialista, y que, por sus actividades fue torturado y encarcelado en diversas oportunidades por la dictadura de Somoza.

De forma igual, la música de los Mejía Godoy siguió, también, por coherencia vivencial, las ansias de libertad más próximas a su generación, en contra del somocismo. Al convertirse en militantes de esa lucha nacional, los cantautores dieron a su música una forma partidaria. Pero, el contenido, es decir, la esencia y el origen de esa forma partidaria, concentra un profundo anhelo popular por las libertades democráticas.

Y así debe ser. Somoza cae por una insurrección popular. La diferencia de calidad entre una revolución y un golpe militar radica, precisamente, en la participación decidida de las masas en la destrucción absoluta del Estado. Las formas organizativas, en una revolución, están al servicio de la lucha; son organismos de acción que se crean a propósito para darle cuerpo al despertar de la conciencia política de las masas. Por ello, para los socialistas, construir el Partido Obrero Revolucionario es imposible sin el desarrollo de la conciencia de clase del proletariado. Y el arte socialista, recoge con la forma, el contenido de la lucha. No hace sino reflejar en la conciencia los estandartes nuevos que Manolo señala que han de surgir de los enviones proletarios.

Cuando un partido, por el contrario, intenta hacer que predomine la forma organizativa abstracta, y deja a un lado los principios y la elaboración democrática del contenido programático, pretende construir una obediencia ciega al líder, y se convierte en un burdo instrumento de miserables intereses burocráticos reaccionarios.

Sólo así se hace comprensible que el partido de Ortega pretenda confiscar la obra creativa de un artista, concentrándose en la forma, para convertir esa obra en una cultura burocrática al servicio del partido. En lugar de poner a luz por qué los artistas e intelectuales, no sólo se apartan de su camino, con su obra y su capacidad creativa, sino, que le adversan, al percibir ahora que su régimen se enrumba a la opresión.

Habría que ver qué tipo de inspiración artística original pueda surgir, ahora, de ese culto a la personalidad del caudillo que promueve el orteguismo. Qué cultura, de lucha progresiva, puede producir un régimen burocrático, de tipo familiar, encerrado en negocios privados, cada vez más represivo y repudiado por el pueblo.

“Darío --dice Manolo Cuadra-- no fue el poeta de América. Olvidó una cosa, acaso fundamental: cantar a nuestros presidentes, caudillos, militares, al típico alcalde municipal y espeso. ¡Bravo, Rubencito!”. Hoy, por igual motivo, Manolo aprobaría la actitud independiente y digna de los cantautores Mejía Godoy.

El arte, para el socialismo, debe ser fiel a sí mismo. Es la parte más preciosa de la cultura humana; la parte espiritual que se deposita en la conciencia del hombre mismo. El socialismo apoya el desarrollo independiente de toda forma artística que contribuya a acrecentar el poder del hombre, y que aspire a liberarse de ser utilizado como instrumento de opresión.

La música, dice Trotsky, es una forma de arte excepcional. El conocimiento de la naturaleza que se deriva de esta forma de arte es profundamente refractado por la sensibilidad personal del artista, de modo que la música, a diferencia del resto de expresiones artísticas, opera como una revelación independiente de las relaciones materiales de producción. Beethoven, a su modo, expresaba, quizás, más poéticamente, cómo esta inspiración artística del músico era, para él, una forma de revelación divina. Decía Beethoven:
“Las vibraciones del aire son el aliento de Dios. La música es su lenguaje. Los músicos… leemos sus labios. Yo, con mi música construyo un puente que une las almas. Dios infecta mi mente con música… y, luego, me hace sordo. Y me grita a mí, porque soy sordo. En el silencio entre las notas, se puede vivir para siempre, en un lugar donde no existe la Tierra”.

Por esa particularidad creativa, la música, con mayor razón que las otras expresiones culturales, reclama una independencia más amplia.

El intento de Ortega de confiscar la obra musical de los hermanos Mejía Godoy, para usarla políticamente a su antojo, bajo el pretexto de la forma partidaria empleada en algunas de sus canciones, contradice el contenido libertario de esas mismas canciones, escritas y musicalizadas, precisamente, para acrecentar el espíritu de lucha del pueblo nicaragüense en contra de la dictadura (y hace que dialécticamente sea cada vez más válida la posición independiente de los Mejía Godoy).

A los derechos legales que protegen el control que los artistas tienen sobre su creación cultural, se añade la posición revolucionaria del movimiento socialista mundial, que en su programa libertario incluye la eliminación de toda forma de control gubernamental sobre la creación artística; y que combate toda forma de manipulación reaccionaria del arte para justificar la opresión de las masas.

Manolo Cuadra, como precursor nicaragüense de la nueva cultura, nos grita su admonición en las esquinas. “Es hora de decir: ¡alto ahí! Y de decir: ¡basta! Es hora de pueblos libres que han soltado sus amarras”.

*Ingeniero eléctrico.

1 jul. 2008

Crece apoyo a Carlos Mejía Godoy (END)

José Luis Perales, Paloma San Basilio, Ángela Carrasco...

Matilde Córdoba
END - 20:52 - 30/06/2008

Los cantautores extranjeros José Luis Perales, Paloma San Basilio, Ángela Carrasco y un grupo de artistas nacionales, entre ellos Norma Elena Gadea, Katia Cardenal y Francisco Cedeño, respaldan públicamente a Carlos Mejía Godoy, quien en esta semana demandará al gobierno por el uso de “La Consigna” en spots propagandísticos sin su consentimiento.

Mejía Godoy anunció que tiene el respaldo de un mil ciudadanos, entre quienes están 50 músicos, además de artistas, poetas y escritores. “Nos amparan las leyes nacionales e internacionales de Derechos de Autor y Conexos. Al gobierno no le queda más que argumentar que van a confiscar mi música”.

El cantautor calificó como “una avalancha de solidaridad” el apoyo de los artistas y resaltó el de los jóvenes. “Este grupo de artistas se está exponiendo, tiene que ser audaz. Carlos Mejía puede vivir sin el apoyo del gobierno, pero los artistas se están exponiendo”, insistió.

Los solidarios en silencio
La lista de cantantes que respaldan a Mejía Godoy es larga. La encabeza Katia Cardenal y también está Eduardo Araica, Cristiana Somarriba, Clara Grün, Moisés Gadea, Miguel Ángel Oviedo, Rommel Ocampo, Jefrey Rubens de la Camerata Bach, Juan Solórzano, Danilo Norori, Elsa Basil y Luis Pérez de Chekeré.

Mejía no quiso referirse sobre Ofilio Picón, quien interpretó La Consigna con arreglos hechos por la Camerata Bach en un acto del Gobierno. “No quiero hablar sobre esa gente porque lo que pretende el Gobierno es dividirnos, no tomaré represalias, muchos lo están haciendo por miedo, cosa de ellos, su conciencia, son profesionales”, expresó.

El artista contó que “un grupo de artistas del Instituto de la Cultura se reunieron para decirme que están con él, pero no firman porque temen represalias porque en este país se usan los mismos métodos del somocismo”.

Muchos artistas jóvenes
Los de Palacagüina expresaron también su respaldo a Mejía Godoy, quien resaltó el apoyo de artistas jóvenes como Francisco Cedeño hijo, los miembros de División Urbana, Orlando Marco, Benjamín Denoit y Noel Noguera; y los integrantes de Malos Hábitos, José Montealegre y Jorge Díaz.

“Y también apoya Orlando Flores Ponce, compositor de Poneloya, y los integrantes de los Ramblers, Junior Escobar y Fabio Buitrago”, dijo contento Mejía.

La disputa pública inició cuando Mejía Godoy envió una carta pública dirigida a Rosario Murillo, en la que puso un plazo para que el gobierno dejara de utilizar La Consigna en anuncios propagandísticos del mandatario. Su hermano, Luis Enrique Mejía, se unió a la causa y prohibió el uso de su música.

Desde la fecha el gobierno utiliza más dicha canción. Luego de presentar la demanda Carlos Mejía recurrirá a los tribunales internacionales.

Postalita de Luis Enrique a Engel Ortega

POSTALITA A ENGEL ORTEGA
DIRECTOR DE NICAUTOR

Querido Engel:

Como sabes perfectamente bien, desde que empezaste con mucho ánimo a plantear la necesidad de crear una Sociedad de Derechos de Autor en nuestro país, y producto de la lucha que emprendimos algunos autores y compositores nacionales en los últimos 20 años para lograr la Ley No. 312, fui uno de los primeros en apoyarte y dar mi firma, como Miembro Fundador de la ASOCIACION DE SOCIEDAD DE GESTION COLECTIVA DE DERECHOS DE AUTOR Y DERECHOS CONEXOS NICARAGUA, con el nombre de NICAUTOR, Asamblea realizada el 6 de Abril del año 2006, en la que también se inscribieron mi hermano Carlos, don Camilo Zapata, Jorge Isaac Carvallo, Jorge Paladino, Otto de la Rocha, pues fue de tu interés que estuviéramos los autores y compositores reconocidos, y luego un buen grupo de jóvenes cantautores como Luis Pastor González, Cristiana Somarriba, Phlip Montalbán, Elsa Basil, entre otros, para motivar luego a otros compositores nacionales y apoyar tu gestión ante la OMPI para defender la obra de los autores y compositores de nuestro país y representar por Convenios de Reciprocidad y para cobrar las obras de los autores y compositores de otras Sociedades.

Esta membresía en NICAUTOR, tanto de Carlos como mía, fue motivada por la voluntad y el interés de contribuir a que hubiera “confianza” en la creación de esta Asociación y en las gestiones tuyas a nivel nacional e internacional. Pues como bien sabes y te lo hemos repetido un montón de veces, nuestra obra completa está registrada en SGAE (de España, en el caso de mi hermano Carlos) y en ACAM (de Costa Rica, en el caso mío). Es decir, nuestra obra no está registrada en NICAUTOR porque no podemos ser asociados de dos Sociedades a la vez, pero entendemos por el mínimo respeto a nuestra MEMBRESIA HONORARIA, es que NICAUTOR debería haberse pronunciado sobre nuestro DERECHO AUTORAL MORAL Y PATRIMONIAL sin ninguna vinculación política, como mañana puede ser con otro miembro que no comulgue con tu ideología. Creo que por el contrario, el no pronunciarse en forma clara y contundente nos hace creer que vos personalmente y NICAUTOR están tomando una posición política al respecto. Además no estoy seguro si esta declaración está fundamentada y firmada por la Asamblea de NICAUTOR o su Junta Directiva.

Ni modo. No nos sentimos entonces representados por NICAUTOR y tendremos que acudir, como ya lo hemos hecho a nuestras respectivas Sociedades de Autor que tienen representación Internacional y NICAUTOR, por el Convenio de Reciprocidad, tiene la obligación de pronunciarse a favor.

“El cantor no tiene patria porque es dueño de la tierra…”
Fraternalmente
Luis Enrique Mejía Godoy

30 jun. 2008

Carta a Yoko Ono con respecto al uso de "Give Peace a Chance" por el FSLN

(Del grupo Petition to Yoko Ono - Give Nicaragua a Chance! de FACEBOOK) enlace: http://www.facebook.com/group.php?gid=21281645582

DEAR YOKO:

We write to you on behalf of the Nicaraguan population to draw your attention to a pressing matter that involves John Lennon’s song “Give Peace a Chance”

In Nicaragua, during the 2006 elections, the Sandinista Revolution Front created a new anthem by translating the song “Give Peace a Chance” and incorporating some messages to call voters to the polls. The government won the elections with 38% of the votes thanks to a change in the electoral law that Daniel Ortega himself (now our president) proposed while he was member of the National Assembly in 1997. Since he assumed power, he has started an unconstitutional ruling passing over many laws and regulations. Corrupt leaders of the FSLN party now control all the state powers, including the Supreme Justice Court.

Daniel Ortega has now become the oppressor he once fought against He is using the blood of our brothers who fought in the Nicaraguan Revolution to call people to support him, even thought he is now only seeking to protect his own interests which are far from being anything John Lennon, or you would stand for.

50% of Nicaraguans live in poor and inhumane conditions and 17% are considered to live miserably. There are no jobs, no educational opportunities, and the government has dedicated to support Venezuela’s president Hugo Chavez and talk against all of Nicaragua’s International Cooperators, calling them “flies that dedicate to step on filth”. Apart from this, the government has annulled the juridical personality of the main political parties of opposition; which includes the party that was formed by Sandinistas that were against the authoritarian policies of Ortega and united to create their own party, the Sandinista Renovation Movement.

Dora Maria Tellez, a former revolutionary commandant started a 13 day hunger strike claiming that Nicaraguans are hungry and denouncing the institutional dictatorship that Ortega is creating. Now the Nicaraguan population is initiating a new pacific revolution using creative ways of protesting against the government.

John Lennon’s song isn’t the only one the FSLN has stolen. Carlos Mejia Godoy, a Nicaraguan composer who once fought along side Ortega has started a demand against the government to claim author rights. Ortega has declared that the songs Carlos Mejia wrote to inspire the Nicaraguan people to stand against the Somoza dictatorship are part of the patrimony of the FSLN political party.

We plead to you that you take this matter into consideration; the future of our country is threatened and it doesn't seem fair that Daniel Ortega is taking advantage of the the music and legacy of a man with principles, as John Lennon.

Here is a link of a video of Daniel Ortega’s campaign, which uses the song.

http://www.youtube.com/watch?v=NqplKh3q9TA

Please give Nicaragua a Chance!!
Sincerely,

Youth for Nicaraguan Democracy
Managua, Nicaragua

Nicautor “da la espalda” a Carlos Mejía

Extraoficialmente se dice que “tienen miedo al Gobierno”

Gisella Canales Ewest

revista@laprensa.com.ni
publicidad


La Sociedad de Gestión Colectiva de Derechos de Autor y Derechos Conexos de Nicaragua, conocida como Nicautor, no se ha manifestado, ni lo hará, en la demanda moral interpuesta por el cantautor Carlos Mejía Godoy —y apoyada por su hermano Luis Enrique— al Gobierno sandinista para que deje de usar sus canciones.

A pesar que Nicautor sería la organización nacional más indicada en mediar el problema de los hermanos Mejía, no se involucrarán, según confirmó su director Engel Ortega, quien también manifestó que la asamblea de Nicautor prefiere mantenerse al margen de la demanda, por considerarla un “problema político”.

“Como nuestro artículo primero de constitución habla de que somos una entidad apolítica, la verdad es que la asamblea no quería emitir ninguna comunicación que se malinterpretara como una posición política nuestra... No era pertinente pronunciarnos, porque significaba meternos en un pleito que es claramente político”, dijo Ortega.

TIENE DERECHO, PERO...

Sin embargo, el directivo de Nicautor aceptó que Mejía Godoy está en todo su derecho como autor a prohibir el uso de su obra. “La Ley de Derechos de Autor habla de que el derecho moral lo ejerce el autor; eso significa que cualquier acción legal alrededor sobre su derecho moral lo ejerce directamente el autor”, explicó.

Según una fuente extraoficial de Nicautor, el motivo por el cual la asociación no se ha manifestado en el caso de los hermanos Mejía es que teme que el Gobierno pueda tomar represalias por alguna muestra de apoyo, y que incluso le quiten la personería jurídica a la sociedad conformada desde el 2003.

“Si es por miedo o no la mayoría tiene derecho a decidir, si se hace una acción o no”, expresó Ortega refiriéndose a la asamblea de la asociación.

Ante la posición de Nicautor, Carlos Mejía manifestó sentirse triste y prefirió no hacer ningún pronunciamiento al respecto, pues sería “dividir a los artistas”. Asimismo, recalcó que no tomarán medidas en contra de Nicautor, asociación que él cuenta que presidió interinamente.

“Hay una confusión, porque Carlos Mejía firma la fundación Nicautor y después reclama de que él es un autor de España y que tiene sus obras en España”, dijo Ortega refiriéndose a que ningún artista puede pertenecer a dos asociaciones de autores a la vez.

ARTISTAS DIVIDIDos

La lucha de los hermanos Mejía Godoy para que se dejen de usar sus canciones en los medios oficialistas (Canal 4 y La Nueva Radio Ya) ha generado polémica incluso a lo interno del gremio artístico.

Ortega dice que “la política nos ha dividido todo el tiempo y creo que es sabia la asamblea (de Nicautor) cuando no quieren insertar un tema político dentro de la primera asociación de artistas que da resultados y que funciona”.

Como muestra de la división que ya se manifiesta en el gremio artístico está una pequeña carta que la actriz y cantante Evelyn Martínez publicó en Bolsa de Noticias, en la que dice que “si Carlos Mejía Godoy está en todo su derecho de demandar al Gobierno de reconciliación y Unidad Nacional por la difusión de sus canciones revolucionarias, también el comandante Tomás Borge estaría en todo su derecho de demandar a Mejía Godoy por la difusión de su letra en el himno al comandante Carlos Fonseca; así como el doctor Wilfredo Álvarez por la difusión de su letra de la canción Son tus perjúmenes mujer, que se la entregó a Carlos a principios de los ochenta para que él la interpretara y grabara...”

Por su parte, el cantante Ofilio Picón —quien perteneció a Los de Palacagüina durante 15 años, y quien estuvo en la actividad del Gobierno en la que la Camerata Bach interpretó La Consigna, ya estando prohibida por Carlos— manifestó que en cuanto a derechos de autor, Mejía tiene toda la razón en pelear sus derechos, pero “en cuanto a la parte moral, creo que no me corresponde a mí decirlo”.

“El hecho de que sea una asociación tan metida en asuntos políticos, ya no es tanto un problema de derechos de autor, sino un pleito político”, dijo

Picón dice no creer que Mejía haya separado los artístico de los político porque “Carlos sacó el anuncio de la canción en la tarima donde estaba la Dora María Téllez en huelga de hambre. Él se subió en la ola que provocó la huelga de hambre”, agregó.

Por su parte, Mejía dice sentirse estremecido y sorprendido por la ola de apoyo, tanto nacional como internacional, que ha recibido en su causa, a la que se han unido los más destacados artistas nacionales y españoles.

“Vienen muchas grandes sorpresas en torno a la solidaridad mundial”, concluyó el cantautor.