30 jun. 2008

Nicautor “da la espalda” a Carlos Mejía

Extraoficialmente se dice que “tienen miedo al Gobierno”

Gisella Canales Ewest

revista@laprensa.com.ni
publicidad


La Sociedad de Gestión Colectiva de Derechos de Autor y Derechos Conexos de Nicaragua, conocida como Nicautor, no se ha manifestado, ni lo hará, en la demanda moral interpuesta por el cantautor Carlos Mejía Godoy —y apoyada por su hermano Luis Enrique— al Gobierno sandinista para que deje de usar sus canciones.

A pesar que Nicautor sería la organización nacional más indicada en mediar el problema de los hermanos Mejía, no se involucrarán, según confirmó su director Engel Ortega, quien también manifestó que la asamblea de Nicautor prefiere mantenerse al margen de la demanda, por considerarla un “problema político”.

“Como nuestro artículo primero de constitución habla de que somos una entidad apolítica, la verdad es que la asamblea no quería emitir ninguna comunicación que se malinterpretara como una posición política nuestra... No era pertinente pronunciarnos, porque significaba meternos en un pleito que es claramente político”, dijo Ortega.

TIENE DERECHO, PERO...

Sin embargo, el directivo de Nicautor aceptó que Mejía Godoy está en todo su derecho como autor a prohibir el uso de su obra. “La Ley de Derechos de Autor habla de que el derecho moral lo ejerce el autor; eso significa que cualquier acción legal alrededor sobre su derecho moral lo ejerce directamente el autor”, explicó.

Según una fuente extraoficial de Nicautor, el motivo por el cual la asociación no se ha manifestado en el caso de los hermanos Mejía es que teme que el Gobierno pueda tomar represalias por alguna muestra de apoyo, y que incluso le quiten la personería jurídica a la sociedad conformada desde el 2003.

“Si es por miedo o no la mayoría tiene derecho a decidir, si se hace una acción o no”, expresó Ortega refiriéndose a la asamblea de la asociación.

Ante la posición de Nicautor, Carlos Mejía manifestó sentirse triste y prefirió no hacer ningún pronunciamiento al respecto, pues sería “dividir a los artistas”. Asimismo, recalcó que no tomarán medidas en contra de Nicautor, asociación que él cuenta que presidió interinamente.

“Hay una confusión, porque Carlos Mejía firma la fundación Nicautor y después reclama de que él es un autor de España y que tiene sus obras en España”, dijo Ortega refiriéndose a que ningún artista puede pertenecer a dos asociaciones de autores a la vez.

ARTISTAS DIVIDIDos

La lucha de los hermanos Mejía Godoy para que se dejen de usar sus canciones en los medios oficialistas (Canal 4 y La Nueva Radio Ya) ha generado polémica incluso a lo interno del gremio artístico.

Ortega dice que “la política nos ha dividido todo el tiempo y creo que es sabia la asamblea (de Nicautor) cuando no quieren insertar un tema político dentro de la primera asociación de artistas que da resultados y que funciona”.

Como muestra de la división que ya se manifiesta en el gremio artístico está una pequeña carta que la actriz y cantante Evelyn Martínez publicó en Bolsa de Noticias, en la que dice que “si Carlos Mejía Godoy está en todo su derecho de demandar al Gobierno de reconciliación y Unidad Nacional por la difusión de sus canciones revolucionarias, también el comandante Tomás Borge estaría en todo su derecho de demandar a Mejía Godoy por la difusión de su letra en el himno al comandante Carlos Fonseca; así como el doctor Wilfredo Álvarez por la difusión de su letra de la canción Son tus perjúmenes mujer, que se la entregó a Carlos a principios de los ochenta para que él la interpretara y grabara...”

Por su parte, el cantante Ofilio Picón —quien perteneció a Los de Palacagüina durante 15 años, y quien estuvo en la actividad del Gobierno en la que la Camerata Bach interpretó La Consigna, ya estando prohibida por Carlos— manifestó que en cuanto a derechos de autor, Mejía tiene toda la razón en pelear sus derechos, pero “en cuanto a la parte moral, creo que no me corresponde a mí decirlo”.

“El hecho de que sea una asociación tan metida en asuntos políticos, ya no es tanto un problema de derechos de autor, sino un pleito político”, dijo

Picón dice no creer que Mejía haya separado los artístico de los político porque “Carlos sacó el anuncio de la canción en la tarima donde estaba la Dora María Téllez en huelga de hambre. Él se subió en la ola que provocó la huelga de hambre”, agregó.

Por su parte, Mejía dice sentirse estremecido y sorprendido por la ola de apoyo, tanto nacional como internacional, que ha recibido en su causa, a la que se han unido los más destacados artistas nacionales y españoles.

“Vienen muchas grandes sorpresas en torno a la solidaridad mundial”, concluyó el cantautor.

No hay comentarios: