24 jun. 2008

Carlos Mejía Godoy explica origen de La Consigna y Luis Enrique

escribe a Grigsby
Managua. Radio La Primerísima | junio 18, 2008


Este miércoles, el programa Cantata de Radio La Primerísima, dirigido por el músico, cantante y director del grupo «Los Hijos del Son», Ramón Chavarría, presentó la primera parte de una entrevista con el cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy.

En esta primera parte, Carlos cuenta el origen de algunas de sus canciones, especialmente La Consigna.

(Escuchar audio de la entrevista en el siguiente enlace:
http://www.radiolaprimerisima.com/noticias/general/31827)


Asimismo, el cantautor Luis Enrique Mejía Godoy dirigió un correo al periodista William Grigsby Vado, director de Radio La Primerísima y del programa Sin Fronteras, que por sí sola se explica

Querido William:

Anoche (martes) escuché tu programa (AUDIO DEL PROGRAMA), como lo hago de vez en cuando. Quiero decirte que, en relación a la posición de mi hermano Carlos de DESAUTORIZAR al FSLN a usar su obra, da gusto escuchar opiniones que, desde un medio de comunicación responsable, objetivamente, ayudan a poner las cosas claras, sin apasionamientos, sin medias mentiras ni medias verdades, para que los oyentes puedan tener entender el contenido y el fondo del tema comentado. Gracias por tu honradez y tu posición clara y siempre respetuosa.

Fue muy bueno que hayas leído también la carta que en el año 2005 Rosario Murillo envió a mi hermano Carlos, ocasión en la que, (igual que ahora) Carlos desautorizó al FSLN para utilizar LA CONSIGNA en sus actividades.

PUEDE LEER LA CARTA EN ESTE ENLACE

La carta de Rosario es bien poética y muy bien redactada, ella es una intelectual destacada, pero creo que no tiene la razón cuando dice que Carlos no es el dueño de las canciones inspiradas en la lucha heroica de nuestro pueblo, etc. etc. Porque entonces tampoco Camilo Zapata, ni Jorge Isaac Carballo, ni Erwin Krüger son dueños de las canciones inspiradas en las tradiciones, costumbres e idiosincrasia de nuestro pueblo. Acaso yo no soy dueño de los Derechos de Autor de El Gigante que despierta, que fue inspirada en la cultura de nuestra Costa Caribe y su autonomía, o la Josefana, que fue inspirada en la decisión heroica de los miles de jóvenes de movilizarse a todos los rincones de Nicaragua para realizar la hermosa y ejemplar Cruzada de Alfabetización? Acaso mi hermano Carlos no es el autor y dueño de la letra y la música del Himno de esa Cruzada?

Por otra parte, es importante que nuestro pueblo sepa que nosotros venimos escribiendo canciones sociales y políticas desde antes de militar en el FSLN. Mejor dicho, somos compositores y autores de nuestra obra musical, antes, durante y después del triunfo de la Revolución Popular Sandinista. Por ejemplo, Carlos escribió El Cristo de Palacagüina, Rompe el arado, Panchito Escombros, Chinto Jiñocoago y otras canciones aún no grabadas, que hablan de la guerrilla y manifiestan claramente una simpatía con la lucha armada contra la dictadura somocista, antes de ser reclutado por Eduardo Contreras en 1973.

En mi caso personal, compuse las canciones al General Sandino: Compañero César, Eran treinta con él y Allá va el General y otras canciones como Venancia, Primero de Enero e Hilachas de sol, Amando en tiempo de guerra, Volveré a mi pueblo, Mi venganza personal, la Rosa Hernández y otras menos conocidas pero inspiradas en la lucha de nuestro pueblo por su libertad, entre 1970 y 1976, incluso, después del triunfo de la Revolución escribí Somos hijos del Maíz, Yo soy de un pueblo sencillo, Un son para mi pueblo, Pan con dignidad y hasta 1983 recibí mi carnet de militante en una promoción de la Juventud Sandinista. Es decir, mis canciones no nacieron "desde el Frente Sandinista", si no, como simpatizante de este movimiento guerrillero, de la misma manera que escribí canciones de solidaridad con la lucha del pueblo Cubano, la lucha del pueblo Uruguayo, Chileno, Salvadoreño y Guatemalteco.

Nadie puede discutir que soy el dueño absoluto de mis Derechos de Autor de las canciones escritas para Germán Pomares (El Danto), Luisa Amanda Espinoza, Gaspar García Laviana, el Ché Guevara, Víctor Jara, Monseñor Romero, Roque Dalton, como nadie puede dudar que Silvio Rodríguez (Canción urgente para Nicaragua), Pablo Milanés (La vida no vale nada) , Daniel Viglietti (A desalambrar y El sombrero de Sandino), Alí Primera (Casas de cartón y el Sombrero azul), Horacio Guarany (Si se calla el cantor), Sergio Ortega (El Pueblo Unido), César Isella y Armando Tejada Gómez (Canción con todos), solo para mencionar a algunos de los cantautores más conocidos de nuestro continente, son los dueños de canciones que le han dado la vuelta al mundo y hablan de las luchas heroicas de nuestros pueblos, y sus Editoriales y las Sociedades de Autores de las que son miembros cobran estos derechos y pueden impedir, cuando así lo soliciten, que sus canciones sean utilizadas con cualquier fin.

Por supuesto, que como militantes sandinistas, sin que necesariamente nos ENCARGARAN ninguna composición, tanto Carlos como yo, compusimos, inspirados en la vida ejemplar de nuestros mártires y héroes, en las derrotas y victorias de las batallas del FSLN y en la Insurrección Final, himnos, marchas, y canciones que nos comprometían directamente con la lucha del FSLN contra la dictadura y la defensa de la Revolución. Así nacieron LA CONSIGNA, NO SE ME RAJE MI COMPA, todas las canciones de la obra GUITARRA ARMADA, el himno de la Unidad Sandinista, la hermosa canción Comandante Carlos y las historias cantadas del CANTO EPICO AL FSLN.

Bueno, no quería hacer muy largo este correo, pero me "empatiné" con el tema. Ya tendremos tiempo de seguir deserenguacando la verdad. Después de cuarenta y un años de escribir canciones, hoy, sigo recurriendo a lo que me dicta mi conciencia y al trabajo honrado (que nos heredó nuestro padre el Chas Mejía) de este oficio de trovadores.

Aprovecho para informarte que hoy (miércoles 18 de junio) estaremos con mi hermano Carlos en el programa de Carlos Fernando Chamorro ESTA NOCHE para hablar un poco sobre este tema sin maltratar a nadie.

Recibe un abrazo siempre fraterno

Luis Enrique