20 jun. 2008

Alhaurín de la Torre me “sulibeya”

(Entrevista con Carlos Mejía Godoy: por Luis Bravo)


“¿Que cosa es el sulibeyo?, le pregunté a Baltasar Nicoya. Y él tiró una piedra pómez al fondo del río y cuando esta volvió a salir me dijo: “Mírela... mírela como se sulibeya”.

(de la canción: Son tus Perjúmenes mujer.)

Tiene 59 años y no los aparenta. Lleva casi 40 metido en el mundo de la música y parece que fue uno de los indios que recibió a Colón acordeón en mano. Tiene tablas y experiencia como demostró posteriormente en el recital. Dijo que no bebe, de hecho pidió un capuchino, -que no había- y terminó tomándose un doble de coñac a palo seco. Se encontraba a gusto en la terraza del bar y gesticula tanto como habla, es decir acompaña palabras de gestos dándoles un énfasis que convence, trasmite sinceridad y comunica.

Pregunta: ¿Viene de familia de artistas, según tengo entendido?

CMJ: Pues si, mi padre era cantor de tangos, comunicador natural que transmitía escuela preferentemente humana, tenía lo que Garcia Lorca definió como “duende”, una de sus frases favoritas era: “la voz se acaba, el espíritu permanece”, fue mi principal escuela y la complementaria, la campesina, donde se guardan en un arca el torrente de la tradición oral nicaragüense que yo he he estudiado y recogido en la oralidad de la gente de donde se nutre el habla cotidiana, las ciento de palabras que el campesino transforma haciendo suyas y que vienen a expresar cosas que aunque ya están recogidas en los idiomas, para él son propias.

Estamos en el principio de la entrevista, pero ya se advierte que se siente íntimamente orgulloso de ese trabajo recopilatorio que ha realizado y difundido por el mundo. Y evidentemente hay que hacer referencia al “sulibeyo”.

Pregunta: ¿evidentemente sabe que ha inventado un término hoy aceptado por el lenguaje español, me refiero al “sulibeyo”?.

CMJ: Jajaja... (ríe abiertamente) Si claro que lo sé, recuerdo que incluso me han escrito catedráticos de la Lengua preguntándome los orígenes de la palabra para buscar su definición semántica y la verdad es que es una palabra que define, pero no necesita definición, es comprendida inmediatamente porque es aplicable a estados de ánimo, es una palabra también con duende, como otras muchas, conforma una médula y me gusta buscar el origen semántico de las palabras, “sulibeya” parece la acepción popular del “solivianta” en el lenguaje campesino nicaragüense. La belleza en el habla tiene mucho que ver con la belleza y musicalidad de las palabras. En este punto entrevistado y entrevistador repasamos un etcétera largo de palabras musicales y vuelve a mostrar su preferencia por García Lorca, un referente al que se nota que admira en sus dos facetas de poeta y músico. Lo considera como el poeta mas grande en Lengua española, cosa rara para un nacionalista como él, que no sea su preferido un gran poeta como el nicaragüense Ruben Dario, un maestro del lenguaje, de la métrica y de la rima, innovador que creó escuela en su tiempo en la poesía española y de donde han mamado enormes escritores del siglo XX español.

Pregunta: ¿Sin embargo la casta musical y artística de los Mejía Godoy no acaba en usted?.

CMJ: Somos varios hermanos y todos tenemos aptitudes artísticas. Luis Enrique es cantante como yo, y Armando y Chico Luis pintan y dibujan.

Pregunta: Y según tengo también entendido, tiene un hijo en Irak, enrolado en el ejercito americano, a pesar de su conocida militancia antimperialista ¿cómo sobrelleva esa contradicción?.

CMG: El hecho de que mi hijo Camilo Ernesto sea militar estadounidense es un mero accidente, se enroló en el Ejercito USA para obtener una beca de estudios y 40 días antes de licenciarse le ha tocado participar en esta guerra. Él junto con su hermano y su madre viven en Estados Unidos y la guerra ha sido algo sorpresivo. No sabe usted como hemos sufrido sin noticias de su estado, su situación o su bienestar, todo porque el mando no comunicaba nada por motivos militares. Afortunadamente se encuentra bien, aunque aun sigue destinado allí.
Él nunca ha tenido una mentalidad militarista y de siempre, todos los Mejías hemos sido solidarios con los pueblos pobres, con las minorías étnicas. Yo estoy en contra de que mi hijo participara en esa guerra y como ciudadano de este planeta martirizado por guerras y genocidios, como artista, testigo y actor de mi tiempo y como padre de un joven que tiene derecho a la vida, he protestado contra este atropello de la política imperialista de los Estados Unidos contra un país mas débil.
Se ha emocionado al recordar estos sucesos y sus palabras demuestran la firmeza de unas convicciones arraigadas desde joven y que por azares del destino le han dejado posiblemente doble huella.

Pregunta: Es muy conocida su militancia revolucionaria en el Frente Sandinista, ya que incluso es usted autor de la letra del Himno revolucionario que por un tiempo se consideró Himno Nacional, ¿Cómo llegó a este convencimiento?.

CMG: El paso de la música tradicional a la música revolucionaria fue súbito y consecuencia de un descubrimiento originado por mi percepción de que yo andaba cantando y recopilando música tradicional, cantándole al ranchito y a la naturaleza, mientras existía el germen de un movimiento revolucionario contra la tiranía de Somoza.
Fue un proceso consecuencia del cristianismo revolucionario. Yo acababa de dejar el seminario, cuando descubrí que la iglesia de provincias se movía en otro orden del consabido sometimiento eclesial al poder. Tenía un tío obispo que me alertaba en contra de este tipo de movimientos, pero en mis continuos viajes a las zonas campesinas observaba este desarrollo que me hizo cavilar, ya que vi a muchachos procedentes de las mejores y mas influyentes familias de Managüa dentro del sandinismo luchando contra el dictador. A través del cristianismo descubrí la injusticia y me alié firmemente a luchar contra ella.

Mientras comenta estas palabras me vienen a la memoria los versos de una de sus canciones mas célebres, el “Credo” de la Misa Campesina que define perfectamente ese radicalismo cristiano de la lucha contra el opresor y como se entiende la doctrina cristiana en sus conceptos mas primitivos dice:

“Creo señor firmemente / que de tu pródiga mente / todo este mundo nació / que de tu mano de artista / de pintor primitivista / la belleza floreció / Las estrella y la luna / las casitas, las lagunas / los barquitos navegando sobre río rumbo al mar / los inmensos cafetales / los blancos algodonales / y los bosques mutilados por el hacha criminal.

Creo en vos / arquitecto, ingeniero / artesano, carpintero / albañil y armador.

Cero en vos / constructor del pensamiento / de la música y el viento / de la paz y del amor.

Yo creo en vos, Cristo obrero / luz de luz y verdadero / unigénito de dios / que para salvar al mundo / en el vientre humilde y puro / de María se encarnó./ Creo que fuiste golpeado / con escarnio torturado / en la cruz martirizado / siendo Pilatos Pretor. / El romano imperialista / puñetero y desalmado / que lavándose las manos quiso borrar el error.

Yo creo en vos, compañero / Cristo Humano, cristo obrero / de la muerte vencedor / con tu sacrificio inmenso / engendraste al hombre nuevo para la liberación / Vos estás resucitando / en cada brazo que se alza / para defender al pueblo del dominio explotador / Porque estas vivo en el rancho / en la fábrica, en la escuela / creo en tu lucha sin tregua / creo en tu resurrección.

Se puede decir de otra forma mas culta o incluso mas rebuscada, pero es un verdadero testamento de fe, de creencia y de compromiso.

Por cierto, que le comenté el porqué mantiene en el disco esos violines desafinados de las introducciones y riendo me dijo “ ¿Te distes vos cuenta?, jajaja, es para mantener el mismo ambiente que se escucha en la música tradicional, el campesino no sabe afinar bien el violín”

Pregunta: Tras esa etapa de lucha revolucionaria, ¿porqué hoy, tras el paso del sandinismo por el poder, no guarda el mismo grado de compromiso político?, ¿hay acaso una decepción?

CMG: No decepción no, es mas bien un apartamiento consciente debido a las luchas internas dentro del sandinismo. Es el único momento de la entrevista en que no parece real, en que quiere justificar una conducta, dando una salida política a sus palabras, ya que sus divergencias con Daniel Ortega presidente y líder del movimiento sandinista han traspasado fronteras. Yo, hoy lucho con mi conducta. Estoy al lado del necesitado, de la solidaridad militante, de la calle. Estoy fuera de la política, pero no del activismo político, mantengo mis principios sandinistas, porque lo que en realidad me vale es el trabajo a diario.

Pregunta: ¿Tal vez por eso, junto con sus hermanos, ha creado esa Casa de los Mejia Godoy en Managua?.

CMG: Está usted bien informado, jajaja, si efectivamente nos separamos del frente sandinista sin renunciar a la lucha, ni a los principios y tenemos ese bochinche, esa peña que es una verdadera ONG cultural, donde confluyen grupos, solistas, poetas, artistas y gentes con inquietudes culturales.

Se hace tarde, el público espera para un recital que con toda seguridad será recordado como uno, o tal vez el mas importante de los que se han dado en el pueblo por la categoría internacional del intérprete y debo hacerle la pregunta obligada.

Pregunta: Lleva ya algunos días el Alhaurín de la Torre, ¿qué le parece el pueblo?.

CMG: Yo conozco bien España porque la he visitado en multitud de ocasiones, tenga además en cuenta que tengo dos hijos aquí, uno trabajando en Madrid y otro estudiando música en Barcelona, que es quién hoy me acompañará en el recital. Había viajado por Andalucía, pero no conocía este bonito pueblo. Me he encontrado con gente fabulosa, el concejal Miguel Ángel, alguien muy preparado culturalmente y gran cantidad de amigos que me han acompañado en estos días. Espero volver próximamente.

Tras el halago, nos encaminamos al Centro de Usos Múltiples que se encuentra lleno de gente esperando el comienzo. El poeta y cantautor nicaragüense, tremendamente nacionalista y defensor de su tierra, que escribió en la última canción que interpretó posteriormente “Nicaragüa, Nicaragüita” eso tan bonito de...

Ay Nicaragüa, Nicaragüita la flor mas linda de mi querer / abonada con la bendita Nicaragüita / sangre de Güirangey

Ay Nicaragua sos mas dulcita,/ que la mielita de Tamagás / pero ahora que ya sos libre Nicaragüita, / yo te quiero mucho más.

Al llegar y ver la gente esperando en la puerta, se volvió hacia mí y me dijo: “ Ah se me olvidaba, ponga usted en su articulo Alhaurín de la Torre, me sulibeya”

Quién terminó riendo fui yo.

Carlos Mejía Godoy. Un gran tipo.

No hay comentarios: