12 ene. 2010

Y el Verbo se hizo Canto

CANTO DE DESPEDIDA
Misa campesina Nicaragüense

Gaspar García Laviana había llegado de Asturias. Era un joven sacerdote que pertenecía a los Misioneros del Sagrado Corazón. Lo conocí en Rivas, al frente de su parroquia, en Tola. Siempre alegre, dinámico, audaz, optimista. Desde el primer momento, me di cuenta de que se había enamorado de Nicaragua. El mísmo me confesó:” Fue un amor a primera vista. El paisaje me maravilló desde que empecé a recorrer este país, del cual tenía una idea muy vaga. Pero cuando conocí a la gente, cuando empecé a trabajar con los pobladores de Tola, vino el “flechazo definitivo”. Entonces me percaté de que valía la pena dar la vida por este pueblo”.

Intenté llamarle Padre García, pero me conminó :-Si me decís Padre, yo te clavo el Don Carlos “ipso facto”. Así que vos escogés-. Ante semejante amanaza, no tuve más remedio que decirle Gaspar –a secas- como en Tola le llamaba todo el mundo, incluidos los niños.

Nuestra amistad se acrecentó durante mis visitas a los pueblos del sur, mientras pepenaba, de comarca en comarca, las diversas expresiones folklóricas soterradas por el olvido. Gaspar fue mi cómplice en esa apasionante aventura y cuando se enteró de que ya andaba entotorotado con La Misa Campesina, tuve en él a uno de los más apasionados colaboradores. Y algo que quiero aquí dejar bien claro: Y es que dicha obra prácticamente estaba terminada. Sólo faltaba el Canto de despedida. Con los muchachos del Taller de Sonido Popular nos instalamos en la Casa Comunal de Tola y en una hermosa tarde salieron las dos primeras estrofas y el coro: “No es chiche decir adiós,cuando la alegría es tanta…”

A mediados del año 1978, cuando recorríamos todas las regiones y provincias de España, haciendo la tapisca de nuestros éxitos discográficos, recibimos la noticia: Gaspar García Laviana ha regresado a su tierra natal, Asturias. Pero no viene a pasar vacaciones, como otras veces. Viene a despedirse de su familia y de sus amigos, ya que ha tomado la firma decisión integrarse a las fuerzas guerrilleras que combaten en el Frente Sur. Hablé con nuestro manager, para suspender tres galas en Extremadura y viajar a Asturias, donde el Padre García Laviana venía a celebrar su última misa.

Ya para entonces, nuestra obra era ampliamente conocida en la Península Ibérica. Y en la iglesia parroquial de La Felguera, frente a la cuenca minera de Tuilla, con la participación de un orfeón de niños asturianos, Gaspar cantó con nosotros la más hermosa Eucaristía que hemos celebrado. En la Homilía, el sacerdote leyó aquella emotiva estampa
En la que Cristo expulsa a latigazos a los mercaderes del templo. Basándose en dicho pasaje, Gaspar explica que él únicamente seguirá el ejemplo de Jesús, integrándose a la lucha de todo un pueblo, contra quienes han convertido a Nicaragua en una cueva de ladrones.

Y mientras entonábamos, “con un torozón en la garganta” el Canto de despedida, centenares de familiares ,vecinos y amigos de Gaspar desfilaron ante el altar, para darle un abrazo y desearle lo mejor en su heroico desafío. Muchos derramaron lágrimas. Gaspar lucía su mejor sonrisa, como si se preparaba para una fiesta. Y tenía razón. Porque la lucha libertaria es la más hermosa de todas las fiestas.

CANTO DE DESPEDIDA
Letra y Música
Carlos Mejía Godoy


No hay cosa más bonita que mirar
a un pueblo reunido
que lucha cuando quiere mejorar
porque esta decidido
no hay cosa más bonita que escuchar
en el canto de todos
un solo grito inmenso de fraternidad

(CORO)
No es chiche decir Adios
porque la alegría es tanta
aquí siento un torozón
en mitad de la garganta
pero toda esta cabanga
va a ser pronto una sonrisa
cuando todos regresemos
a la Misa Campesina

Qué cosa más bonita contemplar
a la Chenta Calero
con sus cuatro chigüines
y Gaspar, su alegre compañero
de aquí puedo mirar al pescador
Presentación Ortiz
con toda su familia cantando feliz

(CORO): No es chiche decir Adiós…

Al golpe de las palmas la canción
va agarrando más fuerza
para que en todos vibre la emoción
y se haga más intensa
al golpe de las palmas se sabrá
que somos mucha gente
y si estamos unidos
nadie nos maverá

(CORO):No es chiche decir Adiós…

Juntemos nuestras manos para estar
unidos nuevamente
en este enorme lazo de hermandad
de amor nicaragüense
juntemos nuestras manos para hacer
una muralla fuerte
que defienda por siempre la comunidad

(CORO) No es chiche decir Adiós.

No hay comentarios: